Australia: un Porsche 911 es patrullero

La policía austriaca renovó su flota de vehículos y la automotriz alemana le cedió un nueveonce como préstamo hasta octubre.

Sin lugar a dudas que el sueño de cualquier policía amante de los autos es conducir un Porsche y mucho más si del 911 se trata ya que es uno de los autos más veloces del mundo. Verlo en acción para combatir el delito va a ser como revivir una película de Rapidos y Furiosos.

En lo que refiere a lo estrictamente automovilístico este bestial vehículo de la casa alemana cuenta con un motor de seis cilindros bóxer de 3.0 litros que alcanza una potencia de 370 CV y 450 Nm de torque.

Estéticamente se ve como un auto de policía común, uno más de los que patrullan a lo largo de toda Australia. Esta decorado con las luces azules típicas y colores policiales. Además obviamente posee un  sistema de radio y comunicación.

Helmun Heggert, director de Porsche sostuvo hizo referencia a la larga tradición de la firma por colaborar con distintos cuerpos policiales a lo largo de su historia. “Nuestra colaboración con este cuerpo policial tiene una larga tradición. En los años sesenta y setenta no era inusual encontrarse un Porsche de de policía o de la gendarmería con luces azules y, en el año 2006, el Ministerio Federal de Interior recibió un Porsche 911 para usar también en vías rápidas”.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.