Cambios para seguir el mismo camino

Siempre es difícil relanzar un auto de buen diseño, sobre todo si este representa el 20% de las ventas de una marca. Pero a este desafío se enfrentó Citroën con el desarrollo de su nuevo C4 Lounge, que concentra mejoras que exceden lo meramente estético.

Con un evento realizado en Tecnópolis, que fue transmitido en vivo a través de las redes sociales de la marca y contó con la conducción de la modelo Carolina “Pampita” Ardohain, la marca del doble chevrón dio a conocer todas las noticias relacionadas a la evolución de su sedán mediano-compacto. Las mismas comienzan desde su propio proceso de fabricación, ya que este modelo es el primero del Centro de Producción de El Palomar en incorporar soldadura láser para unir su techo con sus laterales. Esto le brinda al conjunto una mayor rigidez estructural y una menor torsión, junto a un acabado de mejor categoría.

Diseño

La transformación principal se aprecia en su trompa, que recibió un facelift y ahora cuenta con un nuevo sistema lumínico con DRL (luces diurnas) integradas y faros full led (sólo en la versión Shine). Sus flamantes trazos lo acercan a la nueva identidad de marca y, según el punto de vista de la firma, exhiben un estilo elegante y más sofisticado que la silueta original. Por detrás, los cambios son menos evidentes y se reducen a la inclusión de ópticas traseras con tecnología led.

Interior

Es el apartado que congrega a las innovaciones más significativas. Por un lado, la consola central fue replanteada para incluir una nueva pantalla táctil de siete pulgadas que reúne a todas las funciones referidas al climatizador, la navegación, el sistema multimedia (que permite el Mirror Screen a través de Android Auto y CarPlay) y las ayudas a la conducción. Y por otro, este Segmento C retoma la senda de la primera generación del C4 al disponer de un tablero totalmente digital, similar al ya incorporado en la Berlingo y la Partner.

Equipamiento, motorizaciones y seguridad

En la configuración de su gama se encuentra otra de las principales novedades, ya que se añadió una nueva versión de entrada que se asocia al conocido naftero 1.6 VTi, que en este caso entrega 115 CV de potencia. Dicha configuración es denominada Live e incluye caja manual de cinco marchas, airbag frontales, ABS con repartidor electrónico de frenada (REF) y asistencia al frenado de urgencia (AFU), anclajes ISOFIX, asistencia al arranque en pendiente, llantas de aleación de 16”, climatizador automático, dirección asistida, levantavidrios con one touch, espejos eléctricos, cierre y apertura de baúl a distancia, entre otros ítems.

La opción sucesiva es la Feel, que se impulsa gracias al 1.6 THP de 165 CV relacionado a una transmisión manual o automática de seis velocidades. Ésta agrega airbags laterales delanteros, climatizador bi-zona, cámara de visión trasera y llantas de 17” junto al navegador satelital, dos ítems que no estaban disponibles en la fase anterior del vehículo. La Feel Pack, por su parte, también puede ordenarse con el motor diésel HDI de 115 CV y suma airbags de cortina, techo solar eléctrico, tapizados de cuero, alarma perimetral y volumétrica, encendido automático de luces y sensor de lluvia.

La versión tope es la Shine, que adiciona la caja automática secuencial de seis cambios, faros full led (otro de los upgrades inéditos), acceso y arranque manos libres, espejos rebatibles eléctricamente y llantas diamantadas. Además cabe destacar que todas las versiones presentan la función Eco-Coaching, que permite visualizar desde el tablero la efi­ciencia de la conducción con el objetivo de optimizar el consumo de combustible.

Precios

Ahora presentan una mayor amplitud entre la versión más básica y la full, y son los siguientes. C4 Lounge VTI 115 Live: $429.000, C4 Lounge THP 165 MT6 Feel: $498.000, C4 Lounge THP 165 AT6 Feel: $510.000, C4 Lounge HDI 115 MT6 Feel Pack: $523.500, C4 Lounge THP 165 AT6 Shine: $578.000. La garantía, en todos los casos, es de 3 años o 100.000 kilómetros.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.