Renovación total

Presentada como la más tecnológica y refinada de su historia, Ford Europa lanzó a la nueva generación del Focus, uno de sus modelos más exitosos de las últimas décadas. Construida sobre la plataforma C2 “a partir de una hoja en blanco”, según declararon ejecutivos de la compañía, esta evolución presenta dimensiones similares a su antecesora (sólo crece sustancialmente entre ejes) y abarca una carrocería break o rural y distintos acabados. La denominada Active es la versión con estética off road, que cuenta con un mayor despeje. La ST es la deportiva (aunque no se descarta que más adelante se incorpore una RS más extrema), mientras que la Vignale se constituye como la más equipada y lujosa.

Diseño

Aunque todavía se advierte en él la influencia del célebre Kinetic Design, este Segmento C inaugura una nueva transformación en el lenguaje estético de la terminal. El flamante estilo “Human Centric” es en realidad una filosofía que busca poner en el centro a la relación entre el ser humano y la máquina y exacerbar las emociones, según comunicaron desde el óvalo. En la práctica, esta se traduce exteriormente en una silueta más agresiva que mejora la aerodinámica gracias a un perfil más bajo. La misma presenta un pilar A más retrasado, un capot más largo con un frontal musculoso que integra a una parrilla más grande, voladizos más cortos y pasos de ruedas más elevados que, según informaron, reducen la percepción de longitud. Todo el conjunto, creemos, le da cierto aspecto de “shooting break” a las versiones hatchback, un formato que se hizo famoso por el BMW Serie 1 o la Ferrari FF.

Interior

Éste también está influenciado por la ideología que rige al nuevo formato de diseño, que puertas adentro busca otorgar un entorno más ameno y con mayor calidad percibida. Por ello se incluyeron en él componentes de tacto suave, que resaltan las terminaciones mejoradas que brinda su construcción alemana (el Focus se produce en la planta de Saarlouis, que recibió una importante inversión para alojar a este proyecto). En cada versión se encuentran distintos materiales que resaltan sus diferentes personalidades, por tal motivo el ST-Line cuenta con acabados en símil fibra de carbono, el Vignale incluye madera de grano fino en distintos paneles y el Active se dota de superficies más resistentes y texturizadas.

Cabe destacar que, gracias a una distancia entres ejes más extensa y al piso plano, la habitabilidad trasera también se ve mejorada. Lo mismo ocurre con el espacio de las plazas delanteras, ya que la ubicación del panel de instrumentos fue optimizada para ofrecer mayor comodidad.

Tecnología y seguridad activa

La gran cantidad de ayudas a la conducción que poseen sus configuraciones más equipadas hacen de este Focus uno de los autos más innovadores en la materia, ya que incorpora elementos de autonomía de nivel 2.

Desandemos la extensa lista desde lo más obvio a lo más extraordinario. Este coche es el primer Ford comercializado en Europa que incorpora pantalla Head Up Display (HUD), que permite visualizar la velocidad del vehículo, sugerencias para realizar un cambio de marcha, indicaciones del navegador, señales de tránsito, datos del equipo multimedia y hasta notificaciones de urgencia; sin desviar la vista del camino.

El mejorado sistema de estacionamiento asistido, por su parte, ahora también controla autónomamente al acelerador, el freno y las marchas, además de la dirección. Asimismo, este también puede activarse para salir de aparcamientos paralelos, ya que cuenta con tecnología Park-Out Assist. De la misma manera fue renovado su método precolisión, ya que la nueva evolución detecta tanto a peatones como ciclistas y aplica los frenos si se advierte una posible embestida y el conductor no responde a las alertas.

Su Iluminación Frontal Adaptativa, a través de una cámara delantera, predice y “lee” tanto la ruta como sus señales, para ajustar y ampliar la visibilidad antes de llegar a una curva, intersección o rotonda. De igual modo, ésta también puede apagar las luces altas para no encandilar a otros automovilistas. El Control de Crucero Adaptativo ayuda al vehículo a mantener una distancia prudencial con respecto a los que lo preceden, además de asistir suavemente a la dirección para ayudar al chofer a permanecer centrado en el carril. Por último, su complemento Stop & Go le brinda la capacidad de detener al coche por completo en el tráfico si se detecta un futuro toque, y volver a arrancarlo automáticamente si la eventual detención es inferior a tres segundos.

Como si fuera poco, este Focus también incorpora Sistema de Información de Puntos Ciegos con Alerta de Tráfico Cruzado, que le avisa (y hasta aplica los frenos), al conductor que retrocede para salir de un estacionamiento, que pronto podrían cruzar autos por detrás suyo. Otros ítems destacados de este modelo son el Alerta de Dirección Contraria (que funciona gracias al reconocimiento de señales) y su cámara trasera de panorama ampliado, que ofrece casi 180 grados de visión al activarse la marcha atrás.

Por otro lado, esta nueva generación también será una opción tentadora para los padres más desconfiados por las restricciones que permite el Ford MyKey. El mismo posibilita programar una llave para los más jóvenes e, a través de ella, inhibir las llamadas entrantes, limitar la velocidad máxima, evitar la desactivación de las asistencias y las funciones de seguridad, reducir el volumen máximo del audio y hasta desactivarlo por completo si los ocupantes no utilizan el cinturón.

Mecánica

De acuerdo a lo informado, su nuevo chasis mejora la estabilidad y el confort de marcha, en conjunto con un nuevo sistema de suspensión que cada dos milisegundos revisa las condiciones de uso para ajustar las respuestas de la amortiguación. Además, el peso total se redujo en 88 kilos y su rigidez estructural se incrementó en un 20%, al emplearse un método de montaje desarrollado para la versión RS de la generación anterior.

En cuanto a las motorizaciones existe una gran cantidad de opciones, que van desde 85 hasta los 182 CV (ST), con variantes nafteras EcoBoost de 1.0 y 1.5 y diésel EcoBlue 1.5 y 2.0 litros de capacidad. Todas son turboalimentadas, y pueden asociarse a una caja manual de seis marchas o una automática de ocho.

¿Se fabricará en Pacheco?

Es la pregunta del millón. La planta bonaerense de Ford produce a este modelo desde su primera generación, lo que hace ilusionarse con la posible noticia de tener un nuevo Focus argentino. Sin embargo, Ford Argentina ratificó que, al menos por el momento, no está en sus planes recibir a la última evolución. Habrá que esperar, porque esta posibilidad tampoco estaría del todo descartada, pero la importante inversión que requeriría actualizar las líneas de montaje para fabricar a un producto tan avanzado complica el panorama. Quizás Pacheco se encuentre más cerca de una posible actualización de la actual generación o de la importación de la más reciente. El tiempo sabrá la respuesta.

El sedán se exportará desde China

Horas después del lanzamiento del modelo europeo se dio a conocer que también existirá una versión tricuerpo. Esta carrocería de cuatro puertas no estará disponible en el Viejo Continente y presenta una gama más acotada. El primer país en comercializarlo será el Gigante Asiático, que por el momento es el único país que tiene su producción confirmada y será el responsable de abastecer, por ejemplo, al mercado estadounidense.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.