Winbishi Pilar: planes de expansión

Con el aniversario que se cumplirá en este 2018, 85 años de historia ligarán a la familia del doctor Patricio Winograd con el rubro. Su abuelo fue unos de los primeros importadores de Dodge en nuestro país y luego comenzó una larga historia que los llevó a poseer agencias de una gran cantidad de marcas y hasta asumir la representación de British Leyland, el conglomerado que reunía a varias terminales inglesas y producía al Mini Cooper. “Por la Guerra de Malvinas nos vararon 5.000 autos en el puerto y llegué a tener unos 60 Mini en la cochera de mi casa”, recuerda Winograd sobre aquella época.

Hoy, con el polo liderado por el abogado en el Km. 43,5 del ramal Pilar de la Panamericana, la historia parece repetirse. Winbishi se estableció desde 2009 como concesionario oficial Mitsubishi, pero con el objetivo de devenir en un complejo integral que agrupe a varias firmas. Por eso fue que se incorporaron salones específicos para Kawasaki, Geely y, más tarde, de Husqvarna y CFMoto, uno de los mayores fabricantes mundiales de ATV y UTV.

-¿Qué características posee la comercialización de sellos tan disímiles?

-Aunque existen generalidades, cada marca tiene sus particularidades. Nuestra experiencia con Mitsubishi nos demostró que para trabajar con ella se requiere de un servicio de post venta de excelencia, ya que la misma condiciona los patentamientos de sus vehículos 0km., a pesar de ser reconocidos por ser nobles y no generar problemas. Por eso fue que invertimos fuerte tomando personal capacitado que trabajó muchos tiempo en la importadora, apostando a que la firma crecerá tras sumarse a la alianza Renault-Nissan.

-Imagino que con el lanzamiento de Geely habrá ocurrido algo similar…

-Exacto. Al principio, los primeros interesados entraban con incertidumbre y actitud de meros espectadores, pero Geely empezó a conocerse y la plataforma de venta cambió. La marca ya está compitiendo y los clientes ingresan con una necesidad de toma de decisión. Nuestro know how nos permitió ser uno de los primeros en entrar en contacto con sus representantes antes de su lanzamiento, y nos sorprendió cómo pasó a ser muy reconocida tras ser ser ignota.

El recinto que costea a la colectora a la altura de Ayres del Pilar cuenta también con tres cabinas de chapa y pintura, ofrece accesorios para todos sus productos, usados verificados y hasta abarca un lavadero. El plan de Winograd es seguir acaparando firmas con su negocio, ya que reconoce que tiene en carpeta cuatro terminales con las que se encuentra ultimando detalles para sumar bajo su paraguas.

Antes, sin embargo, espera con ansias la llegada de los X1 y X3 de Geely, que según su visión permitirán generar mayores volúmenes de ventas con la irrupción del sello en el segmento de los SUV pequeños. “Con ellos la línea se verá todavía más fortalecida, y a nivel concesionario siempre es importante que una marca cuente con variedad y bonificaciones como las que recibieron los Emgrand GS y X7 en junio. En su momento, mucha gente que entraba atraída por los valores del LC después terminaba definiéndose por otros modelos al descubrir sus terminaciones y la confianza que otorga su garantía de cinco años o 150.000 kms.”, admite.

De igual manera, tiene depositada una gran expectativa en las Vitpilen 400 y 701, las referencias con los que Husqvarna desembarcará en el mercado de las motos de calle a partir de septiembre. “Se trata de dos desarrollos interesantes porque la casa se especializa en motos deportivas de enduro y cross, pero se encuentra desarrollando un régimen de expansión importante que la lleva a incursionar en nuevas propuestas”.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.