Nuevo Citroën C4 Cactus: renovación categórica

El primer C4 Cactus adquirió importancia para la marca, principalmente, por motivos estéticos y mecánicos. Aquel modelo presentaba una impronta muy novedosa a partir de la inclusión de Airbumps (las burbujas termoplásticas que formaban protecciones para toques de estacionamiento), aunque su precio elevado en la región (generado por ser importado desde España e incluir el multipremiado 1.2 PureTech) lo condenaba todavía más a convertirse en un auto de nicho.

Hoy, a poco más de un año del lanzamiento, el inicio de la comercialización de su restyling toma relevancia por motivos contrapuestos. Los Airbumps fueron abandonados para concebir una apariencia menos transgresora y buscar un volumen mucho mayor de ventas. Asimismo, este rodado comenzó a ser fabricado en Brasil con propulsores más tradicionales, y fuentes de la empresa anticiparon que será el Citroën de mayor patentamiento histórico en Argentina. ¿De qué elementos dispone para lograr tal cometido?

Exterior

Su diseño sigue siendo particular, pero perdió parte de la osadía que mostraban las líneas originales. Sus nuevos trazos fueron desarrollados por los equipos de América Latina que el Groupe PSA radicó en Brasil, país cuyo público le bajó el pulgar a los Airbumps. Por esa razón las prominencias plásticas fueron reemplazadas por una protección lateral que imita sus formas, pero abandona sus propiedades flexibles.

De esta manera, su silueta adopta ahora un carácter más robusto y musculoso, que se acerca más al gusto del consumidor promedio. En el frente se mantiene la “firma luminosa” en tres niveles, uno de los puntos característicos de la nueva gama de Citroën. Lo mismo ocurre con el “techo flotante”, que provoca la ilusión de encontrarse separado de los parantes merced a distintos apliques en negro, como ocurre de forma similar en el DS 3. Por otro lado, el despeje aumentó unos cuatro centímetros para reforzar su aspecto de SUV y las ópticas traseras cobraron mayor protagonismo, al tomar una disposición horizontal que invade el portón. Las llantas son de aleación y 17” en todas las alternativas, pero se podrá optar por combinaciones bi-tono únicamente en la Shine.

Interior y equipamiento

Adentro, este Segmento B también fue rediseñado con el doble objetivo de volverse más ergonómico y conformar las exigencias del target latino. De tal forma, su plancha de instrumentos presenta un layout con soluciones simplificadas e integra el Citroën Connect de 7” con mirror screen, que se asocia a parlantes Arkamys y contempla navegador desde las variantes Feel Pack.

Por otra parte, el flamante C4 Cactus toma el controvertido tablero digital del C4 Lounge, y puede valerse de botón de encendido, climatizador automático, sensor crepuscular y de lluvia, limitador y regulador de velocidad programable y tapizado de cuero en sus terminaciones más refinadas.

Otra de las primicias de relevancia se da en materia de seguridad, ya que la versión Shine se erige como uno de los productos del Mercosur con mayor equipamiento. Ésta incorpora el Pack Drive Assist, que reúne al sistema de frenado autónomo con detección de peatones y alertas de colisión, cambio involuntario de carril y de falta de atención del conductor. Dicho combo se suma al espejo retrovisor electrocrómico y a los dispositivos que componen las otras alternativas. Por ello cabe destacar que, de serie, este vehículo posee cuatro airbags (frontales y laterales delanteros), frenos ABS con AFU y REF, controles de estabilidad y tracción, ayuda al arranque en pendiente, anclajes ISOFIX y Top Tether, detector de sub-inflado de neumáticos, indicador de descanso recomendado, faros antiniebla delanteros con función Corner Light y triple apoyacabezas trasero. A su vez, las opciones Feel Pack agregan bolsas de aire de cortina y cámara trasera.

Mecánica

La regionalización llevó a prescindir del venerado 1.2 PureTech, que a partir de tres cilindros erogaba 110 CV y 205 Nm. desde el vano de la evolución anterior. Actualmente se ofrece con dos motorizaciones conocidas por los argentinos: nos referimos al 1.6 VTi (C3, C4 Lounge, C-Elysée) y al 1.6 THP (C4 Lounge, C4 SpaceTourer, DS 3). El primero libera sus 115 CV y 152 Nm. en las configuraciones Feel, Feel Pack y Feel Pack AT6, que se beneficia de una caja automática Aisin de seis velocidades en lugar de la manual de cinco.  La variante tope de gama (Shine) integra esta misma transmisión, pero acoplada a los 165 CV y 240 Nm. que entrega el impulsor que fuera desarrollado con BMW. El mencionado conjunto brinda reacciones más ágiles y permite alcanzar una máxima de 212 km/h, con una aceleración de 0 a 100 de 8 segundos. Éste cuenta, además, con Grip Control: el dispositivo que permite mejorar la adherencia de sus dos ruedas motrices sobre arena, barro o nieve.

En resumen, el C4 Cactus adopta ahora motores más simples y económicos que proporcionan precios más competitivos y hasta una mayor potencia, pero a costa de perder cierta eficiencia. Una decisión acertada para apuntar a números de patentamiento más importantes, en un mercado en el que es vital lograr valores de venta seductores.

Por último, también se informó que el equipo de amortiguación fue modificado, en pos de presentar una calibración justa para otorgar comodidad y neutralizar los bamboleos de su despeje más cuantioso.

 

Novedades paralelas

Con este último lanzamiento, Citroën comenzó a brindar dos nuevas prestaciones. La primera la constituye el C-SEGURO by La Caja, una opción conectada e inédita en Argentina, que sigue la tendencia mundial de las pólizas al calcular un scoring según el manejo (toma parámetros como la velocidad, los horarios de uso, el tipo de conducción, la distancia de los trayectos y demás). De esta manera, quienes mejor conduzcan podrán obtener descuentos que oscilarán entre el 5 y el 20%.

De igual manera, la firma sumó para todos sus clientes (sin importar el modelo) una asistencia gratuita en ruta denominada CAM (Car Accident Management). Se trata de un servicio de remolque, que funcionará en todo momento para aquellos que necesiten ser acarreados por cualquier motivo. Dicho auxilio depositará el vehículo en el taller oficial más cercano, para que luego el cliente pueda recibir un presupuesto (sin compromiso) del concesionario. Estará disponible para todos los usuarios de rodados del doble chevrón comercializados desde 2010, sin la necesidad de que éstos sean primeros dueños o posean los servicios al día.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.