Salón de Frankfurt 2015: nuevos aires para el Tiguan

La previa y el primer día de prensa de la afamada muestra alemana estuvo repleto de novedades. En este caso, te mostramos la gran apuesta de Volkswagen para este evento.

Llegó el día tan esperado por los periodistas y los miles de entusiastas que aguardaban ansiosos la inauguración del Salón. Si bien abre sus puertas al público a partir del jueves, las automotrices ya empezaron a develar completamente sus secretos y una de las más importantes y que juega de local es Volkswagen.

Sin dudas, lo más destacado de su stand fue la segunda generación del Tiguan, su exitoso SUV mediano que se renovó por completo. Como varios modelos de la marca, adoptó la plataforma MQB –la misma que la del Golf– , creció en dimensiones (es 60 milímetros más larga y 30 más ancha) y mejoró su eficiencia en un 24% respecto a su antecesor.

Su diseño presenta algunos rasgos del Passat, como la parrilla con tres barras cromadas y los faros bixenón con tecnología led. Los trazos son rectos y bien marcados, lo que le da cierto aspecto deportivo (más aún en la versión R). Como todo VW es continuista, sus diseñadores no buscaron innovar sino darle al producto un aire más premium y sofisticado. El interior también fue reformulado totalmente. Dejó de lado las salidas de aire circulares por otras trapezoidales e incorporó un sistema de entretenimiento con pantalla táctil. Comparte con el sedán el tablero de instrumentos completamente digital, que permite elegir entre varias opciones de visualización. La novedad será el agregado de una variante con mayor distancia entre ejes y capacidad para siete pasajeros. Además equipará numerosos asistentes a la conducción como control de crucero adaptativo, frenada de emergencia en ciudad con detector de peatones o head up display.

Mecánicamente –y al menos en Europa- se comercializará con una amplia gama de motores: 4 nafteros TSI (de 125 a 220 CV) y 4 diésel TDI (de 115 a 240 CV), con transmisión manual o automática DSG. La tracción puede ser delantera o integral permanente 4 Motion. Esta última suma el Active Control, un sistema desde el que se puede seleccionar el ajuste de la doble tracción que más se adapte al terreno por el que se está circulando.

El nuevo Tiguan contará con una opción híbrida, la GTE Concept, que se exhibió como anticipo. Utiliza un motor 1.4 TSI combinado con uno eléctrico con el que desarrolla 218 CV, pero lo más llamativo es que posee paneles solares en el techo para recargar las baterías, algo que no se sabe si mantendrá la versión definitiva.

Por último y no menos importante para la región, es que se fabricará en México, por lo que no pagaría impuestos extrazona. Eso sí, para su llegada habrá que esperar mínimo un año más.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.