Un italiano en Nurburgring

El Alfa Romeo Giulia no deslumbró sólo en el Salón de Frankfurt, también lo hizo en la pista más popular y difícil de Europa. Con un tiempo de 7´ y 39″, el último representante del Cuore Sportivo superó a renombrados superdeportivos.

“La meccanica delle emozioni” así definió Alfa Romeo en su slogan al Giulia y si de emociones hablamos qué mejor escenario que el legendario Nurburgring, el famoso circuito alemán en el que se han disputado algunas de las mejores carreras de la historia del automovilismo.

¿Por qué relacionamos estos dos temas? Seguramente, más de un lector ya imagina la respuesta: la marca italiana llevó a su flamante modelo al Nordschleife para demostrar parte de lo que es capaz de hacer: bajar los 7´40” (7 minutos con 39 segundos para ser exactos) en una vuelta rápida en la que destronó a deportivos de la talla del Lamborghini Murciélago LP640, Mc Laren Mercedes SLR o Porsche 911 GT3.

Alfa quiere demostrar que el Cuore Sportivo está de regreso –o mejor dicho, que nunca se fue- y para eso decidió revivir un nombre plagado de recuerdos. Pero el Giulia no sólo evoca al pasado sino que representa el relanzamiento y el futuro de la casa del Biscione, que recurrió a Ferrari para darle a la versión Quadrifoglio Verde el condimento deportivo necesario.

El V6 biturbo de 2.9 litros y 510 CV desarrollado por il cavallino rampante impulsa al sedán hasta los 307 km/h, acelerando de 0 a 100 en sólo 3,9 segundos. Además incorpora la tecnología Torque Vectoring para un mayor control de la estabilidad, el Integrated Brake System para reducir la distancia de frenado y el dispositivo Active Aero Splitter para el control activo de la “downforce(fuerza descendiente o de agarre)  a altas velocidades, que ayudaron a conseguir este récord en Nürburgring.

Los italianos quieren volver a la gloria de aquellos tiempos en los que un 155 V6 Ti dejó su sello cuando derrotó a las máquinas germanas de Mercedes-Benz, BMW y Audi en el DTM de 1993 con Nicola Larini y Alessandro Nannini al volante. No hay dudas de que con esta vuelta en el infierno verde, lo están logrando.

One thought on “Un italiano en Nurburgring”

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.