Salón de Tokio 2015: Primera Parte

La 44º edición de la muestra japonesa, conocida por sus llamativos concepts, marca una vez más la tendencia a seguir por las automotrices: vehículos híbridos y eléctricos con la capacidad de conducirse por sí mismos. Inclusive las motos también empiezan a incorporar estas soluciones.

Prototipos extravagantes, tecnología y conectividad en su máxima expresión… Todo en un tamaño compacto, como los famosos key-cars, esos pequeños autos que aprovechan al máximo el espacio y que por reglamentación no pueden superar los 3,40 mts de largo ni los 660 cc de cilindrada, pensados para las atestadas calles niponas y que nunca faltan en cada edición. Esta colorida muestra, como el pasado Salón de Frankfurt, volvió a hacer incapié en la movilidad sostenible, la propulsión eléctrica y la conducción autónoma, desarrollos que están cada día más próximos a llegar a los concesionarios. Estas son sólo algunas de las novedades más importantes:

Nissan IDS Concept: Todo indica que sería un anticipo del próximo Leaf. A su ya característica mecánica eléctrica -mejorada obviamente, con un mayor rango de alcance- se le agrega una aerodinámica más estudiada y una gran reducción de peso. También el diseño es mucho más logrado. Por otra parte, la gran novedad es la posibilidad de la conducción autónoma y los últimos avances en sistemas de entretenimiento. El detalle de color: la iluminación exterior varía su tono de acuerdo a las situaciones de tránsito que se presenten, desde hacerse ver hasta avisar que le cederá el paso a un peatón o ciclista.

Subaru Viziv: ¿Será la nueva Forester? Este prototipo nos muestra la evolución del diseño de la marca de la constelación, con líneas más afiladas y deportivas y un interior muy tecnológico, con instrumentos digitales y una gran pantalla central. La parte mecánica combina elementos tradicionales con otros más futuristas: mantiene el clásico motor bóxer pero agrega un impulsor eléctrico en el eje trasero con el que logra la doble tracción.

Subaru Impreza Concept: Como su nombre lo indica, adelanta la próxima generación del modelo más icónico de Subaru. Si bien conserva algunos rasgos del modelo actual, sus trazos son mucho más marcados y es novedosa la línea del lateral y la parte trasera del auto. Sin ser innovador, el estilo de la marca se torna un poco más jugado y no tan sobrio como antes.

Suzuki Mighty Deck: un key-car versión pick up, homenaje a su antecesor de los 80. De solo 3,39 metros de largo y 1,47 de ancho, posee un motor tricilíndrico de 658 cc asistido por un sistema eléctrico denominado S-Energy Charge. Incorpora varios apliques de madera en la carrocería y su techo de lona puede enrollarse.

Mazda RX Vision Concept: El regreso del motor Wankel, bajo la denominación Skyactiv-R. Un prototipo que nos adelanta el próximo RX-7, el deportivo más importante de Mazda junto con el Miata. Marca el éxito de la estrategia para relanzar la marca y su insistente apuesta por el motor rotativo, que a pesar de su gran rendimiento, siempre fue criticado por sus consumos y emisiones. Fanáticos de los autos japoneses, de parabienes y a pura emoción.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.