LatinNCAP: 5 años, 6 crash test

El organismo encargado de  evaluar el nivel de seguridad de los vehículos que se comercializan en la región, celebró sus cinco años dando a conocer los resultados de la Fase VI de pruebas de choque.

En este caso, los automóviles testeados fueron los Honda HR-V, Fit y City, el Volkswagen Polo Sedán (que acaba de llegar al país), el Ford Ka (previsto para 2016) y el Chevrolet Aveo (modelo que ya no se comercializa en Argentina, pero sí en México). Mientras que los modelos de la marca japonesa y la alemana lograron las 5 estrellas -también vale destacar la buena performance del chico del óvalo, que alcanzó las 4 estrellas-, el único que no aprobó el crash test fue el de la marca del moño, ya que no contaba con las mínimas medidas de seguridad y su estructura se mostró deficiente.

Honda HR-V: el crossover fabricado en la planta bonaerense de Campana alcanzó las cinco estrellas para ocupante adulto y cinco estrellas para ocupante infantil, uniéndose de esta manera al exclusivo club de modelos con cinco estrellas para niños de Latin NCAP. La estructura mostró un desempeño estable así como elementos avanzados que permitieron ofrecer buenos niveles de seguridad. El HR-V incorpora anclajes ISOFIX que fueron utilizados durante el test y ayudaron al vehículo a obtener este buen resultado. Las cabezas del conductor y el pasajero estuvieron bien protegidas por el doble airbag en el impacto frontal. Ambos cinturones de seguridad estaban equipados con pretensores y limitadores de carga. Los pechos presentaron protección adecuada a buena. Las áreas de las rodillas del conductor y pasajero no mostraron estructuras críticas. La carrocería fue calificada estable y fue capaz de soportar mayores cargas. El modelo cumplió con los requisitos de UN95 de test de impacto lateral.

Honda Fit  y City: ambos modelos obtuvieron cinco estrellas para protección de ocupantes adultos y cuatro estrellas para protección de ocupante infantil. Las cabezas del conductor y el pasajero estuvieron bien protegidas por los airbags en el impacto frontal. Los cinturones de seguridad estaban equipados con pretensores y limitadores de carga. Los pechos presentaron protección adecuada a buena. Las áreas de las rodillas del conductor y pasajero no mostraron estructuras críticas. La carrocería fue calificada estable y fue capaz de soportar mayores cargas. El modelo cumplió con los requisitos de UN95 de test de impacto lateral. Además, los dos modelos ofrecen anclajes ISOFIX que mejoran los niveles de seguridad para los niños.

Volkswagen Polo Sedán: El último lanzamiento de la marca alemana en nuestro mercado logró las cinco estrellas para ocupante adulto y tres estrellas para ocupante infantil. El modelo ofrece anclajes ISOFIX que combinados con Sistemas de Retención Infantil (SRI) ofrecieron buen desempeño en el test dinámico. Las tres estrellas se deben a ciertas dificultades para la instalación de los SRI, una vez conectados funcionaron bien y a que la señalización de los ISOFIX, que no cumple con los requerimientos de Latin NCAP. Las cabezas del conductor y el pasajero estuvieron bien protegidas su respectivos airbags en el impacto frontal. Ambos cinturones de seguridad estaban equipados con pretensores y limitadores de carga. Los pechos presentaron protección adecuada. Las áreas de las rodillas del conductor y pasajero no mostraron estructuras críticas, aunque las rodillas del conductor pueden encontrar un contacto rígido con la columna de dirección. La carrocería fue calificada como estable y es capaz de soportar mayores cargas. El Polo cumplió con los requisitos de UN95 de test de impacto lateral.

Ford Ka: La nueva generación, que ya se comercializa en Brasil y llegará a Argentina en 2016, obtuvo cuatro estrellas para ocupante adulto y tres estrellas para ocupante infantil aun cuando los SRI fueron instalados utilizando anclajes ISOFIX. El desempeño dinámico fue bueno pero sorprende ver que Ford continúe ofreciendo cinturones de dos puntas en la posición central del asiento trasero en nuevas plataformas. En el impacto frontal la cabeza del conductor tuvo protección adecuada. La cabeza del conductor tocó el fondo del airbag. La zona del pecho del conductor tuvo protección adecuada. Solamente el cinturón de seguridad del conductor estaba equipado con pretensores. Las áreas de rodillas del conductor y del pasajero mostraron estructuras críticas. La cabeza, pecho y cuello del pasajero ofrecieron buena protección. La estructura fue calificada como estable y es capaz de soportar mayores cargas.

Chevrolet Aveo: es el vehículo más vendido en México y su versión más básica es comercializada sin airbags. El Aveo obtuvo cero estrellas para Ocupante Adulto y dos estrellas para Ocupante Infantil. El conductor registró alto riesgo de obtener lesiones de peligro de vida. El mismo modelo fue probado por Euro NCAP en 2006 bajo las mismas condiciones de test pero el vehículo contaba con doble airbags. Aun contando con este dispositivo, Euro NCAP en su momento concluyó que: “la compresión del pecho del conductor indica un riesgo inaceptablemente alto de lesiones que amenazan la vida”. La protección ofrecida para el conductor fue pobre. La protección para la zona del pecho fue también pobre debido a la alta compresión y contacto con el volante. Por este motivo se aplicó el “capping” de estrellas. La protección para el pecho del acompañante fue marginal. Se encontraron estructuras peligrosas en el área del tablero que podrían impactar en las rodillas de los pasajeros delanteros como el tubo de soporte del tablero. La estructura del vehículo fue considerada inestable y no tiene capacidad de soportar cargas mayores. Vale aclarar que este modelo ya no se vende en nuestro país.

*Los resultados fueron expresados de la misma manera que aparecen en el informe de LatinNCAP.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.