Kia Sportage y Sorento: Renovación de nivel premium

En una presentación doble, la marca coreana presentó las nuevas generaciones de sus SUV más representativos. Notable evolución en diseño, para dos vehículos que siempre se destacaron por su calidad, equipamiento y confiabilidad.El relanzamiento de Kia en nuestro país continúa a pleno y al regreso de la Carnival, ahora se suman dos modelos que fueron su caballito de batalla en el cada vez más amplio segmento de los SUV, donde siempre lograron muy buenas cifras de ventas.

Tanto la Sportage como la Sorento fueron lanzadas en un coqueto evento en el Campo Argentino de Polo, junto a varias personalidades del espectáculo, la moda y el deporte, aprovechando la alianza de la automotriz con La Aguada, el equipo de los hermanos Novillo Astrada. Bajo el concepto Family is back, la marca coreana renueva su oferta de SUV con dos productos que evolucionaron completamente con respecto a sus predecesores y que a continuación describiremos en particular.

Sportage:

Esta cuarta generación fue presentada hacia finales del año pasado, en el Salón de Frankfurt, por lo que su arribo se produjo con pocos meses de diferencia. Sin dudas, a primera vista llama la atención su diseño: moderno y muy original. Si bien mantiene algo del estilo de la anterior, la trompa luce mucho más deportiva, con una gran parrilla, faros con proyectores e iluminación diurna de Led. El sector posterior también continúa con el carácter sport del resto de la carrocería, con un alerón que remata el portón trasero.

Puertas adentro, encontramos un tablero más bien sobrio, pero con una terminación y materiales de calidad verdaderamente destacable. La pantalla del sistema multimedia (5 pulgadas) parece algo chica en comparación con la de otros vehículos, aunque a cambio cuenta con reproductor de CD/MP3/USB/Aux/Bluetooth y una botonera que hace más fácil su operación, pero no dispone de navegador. Ofrece un espacio interior muy amplio, tanto para los pasajeros delanteros como para los que se sienten atrás, quienes cuentan con salidas de aire individuales. La luminosidad del habitáculo es otra de sus virtudes, con un gran techo vidriado que permite su apertura. Por su parte, el nivel de equipamiento de confort y seguridad (recibió la máxima calificación en los test de EuroNCAP  y el Top Safety Pick del IIHS 2016) es completísimo: 6 airbags, frenos con ABS y a disco en las cuatro ruedas, control de estabilidad, anclajes Isofix, asistente al arranque en pendiente, chasis de acero de alta resistencia, sensor de lluvia, climatizador automático bizona con purificador de aire, volante multifunción, control de velocidad crucero, equipo de audio premium JBL, cámara de retroceso, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, llantas de aleación de 17 o 18 pulgadas (según versión) y encendido por botón.

A nuestro país, la gama del Sportage llega con una sola motorización, naftera, de 2.0 litros con distribución variable D-CVVT, que desarrolla 153 CV y 19,6 kgm de torque y está asociada a una transmisión automática/secuencial de 6 marchas, pudiéndose elegir variantes con tracción simple o integral (sistema Dynamax AWD). Los precios son U$S 45.990 para la opción 4×2 y U$S 52.990 para la versión 4×4, con la extensa garantía Kia, de 5 años o 100.000 kilómetros.

Sorento:

Si el Sportage apunta más hacia un público joven, la Sorento complementa la oferta, orientada hacia las necesidades de una familia, con un perfil más elegante y conservador, pero no menos actual. En el frente, resalta la característica parrilla que la marca denomina “Tiger Nose”, junto con los faros de xenón y luces Led, así como también los antiniebla, de generoso tamaño. Los laterales cuentan con varios detalles cromados que le aportan un toque de refinamiento. La cola se integra perfectamente al diseño del SUV, también con faros Led y, como destacado, lo práctico que resulta el portón de apertura y cierre por botón.

El interior continúa con el estilo exterior, sobrio y elegante, con apliques símil madera que lo jerarquizan con respecto al Sportage. La calidad de materiales, terminación e insonorización es irreprochable: posee plásticos y superficies soft touch y al momento de poner en marcha el motor, su sonido es prácticamente imperceptible. Comparte con su hermano menor el sistema multimedia (con CD/MP3/USB/Aux y Bluetooth, pero sin navegador), con pantalla táctil de 5 pulgadas y el enorme techo panorámico que llega hasta las plazas traseras. El espacio para los pasajeros es muy amplio y permite alojar hasta 7 ocupantes. Si no se utiliza la tercera fila, el baúl ofrece unos impresionantes 1.077 litros de capacidad (320 litros con la 3ra fila). Como principales ítems de confort, ofrece tapizado de cuero, butacas delanteras con ajuste eléctrico, climatizador bizona con purificador de aire, control de velocidad crucero, volante multifunción, display LCD para la computadora de a bordo, encendido por botón, sensores de estacionamiento (delanteros y traseros), cámara de retroceso y llantas de aleación de 18 pulgadas. La Sorento también recibió la máxima calificación en las pruebas de EuroNCAP y NHTSA, por lo que su equipamiento de seguridad es muy completo: 6 airbags, control de estabilidad, asistente al arranque en pendiente, anclajes Isofix, chasis de acero de alta resistencia, frenos con ABS y a disco en las cuatro ruedas.

Mecánicamente, cuenta como única opción un propulsor turbodiésel CRDi de 2.2 litros, 197 CV y 45 kgm de torque, en combinación con una caja automática/secuencial de 6 velocidades y tracción integral Dynamax AWD. Su precio es de U$S65.990 y la garantía de 5 años o 100.000 kilómetros.

De esta manera, dos referentes en su segmento regresan totalmente actualizados, pero manteniendo las virtudes que siempre las caracterizaron: diseño, calidad y confiabilidad, tres aspectos muy valorados y con los que Kia buscará fidelizar a sus usuarios y también atraer nuevos clientes.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.