Autoclásica 2017

Del 13 al 16 de octubre se realizó en el Hipódromo de San Isidro la decimoséptima edición del mayor festival de autos y motos clásicas de Sudamérica.

Autoclásica es una exhibición de vehículos clásicos e históricos. En esta última edición participaron más de mil unidades, contando motocicletas y automóviles, todos y cada uno de ellos con más de 30 años de antigüedad, seleccionados cuidadosamente y con un perfecto funcionamiento.

Como cada año se presentaron varias exhibiciones interesantes que renovaron la propuesta y permitieron viajar en el tiempo al mostrar tanta variedad de clásicos que supieron andar por las calles de nuestro país.

Fueron varias las marcas que tuvieron su espacio en el Hipódromo de San Isidro presentando sus modelos más destacados.

Por empezar una Bugatti Type 57 C Atalante Carrocería Gangloff  fue distinguida por el jurado con el mayor premio de la muestra «Best of Show Autoclásica 2017». Este modelo posee un motor 3.3 litros y doble árbol de levas a la cabeza con compresor. La TYPE 57 fue  la saga más larga de chasis construidos por la prestigiosa marca francesa. Se caracteriza por ser una coupé cerrada de dos plazas. Además obtuvo el premio The  Best Of  Show  en  Pebble Beach.

El ganador conformó una terna final junto a un Hispano Suiza  H 6 C Cabriolet de 1928 y una Ferrari 250 Gran Turismo Boano.

Por su parte, un Lamborghini Miura P 400 fue el ganador del “Premio Germán Sopeña” como “Mejor Automóvil Deportivo Contemporáneo” de la muestra, por elección y votación de los periodistas que visitaron Autoclásica 2017, como una forma de homenajear al recordado periodista y amante de los clásicos deportivos. Además, este ejemplar logró el segundo puesto de la categoría Contemporáneos  Europeos Pequeña Serie.  A su vez, el Premio Gustavo Fosco  al diseño fue para una Maserati Khansin 1976.

En cuanto a la premiación de motocicletas, las cuales en toda la exposición fueron 400 unidades en total, fue galardonada con el premio  «Best of  Show Autoclásica 2017» una Coventry Eagle Flying 8 B 160 del año 1926, con motor JAP de 998 c.c. y caja de 3 velocidades Hardiney. Luego, en la categoría motos deportivas el primer premio fue para una Kawasaki KR350 de 1979, con la que el ex piloto sudafricano Hugh Neville “Kork” Ballington obtuvo el Campeonato Mundial en 1979; mientras que el segundo lugar se lo llevó la Honda NSR 500 con la que el australiano Wayne Michael Gardner consiguió el campeonato de Moto GP en 1987. A su vez, una Harley-Davidson Duo Glide FLH1200 c.c. 1962 consiguió el primer premio de la categoría contemporáneas americanas; por ser una de las primeras de la marca con suspensión telescópica en ambas ruedas.

Justamente Herley-Davidson para celebrar sus 115 años de historia decidió ralizar una revolución custom con 4 nuevos modelos de la familia Softail 2018. Diseñadas bajo el proyecto de desarrollo de producto más grande en la historia de la compañía, las nuevas motocicletas cuentan con un chasis más rígido y significativamente más liviano construido para aprovechar la salida del alto torque de los nuevos motores Milwaukee-Eight 107 y Milwaukee-Eight 114 de doble balanceador.

Cuentan con una suspensión delantera con válvula de doble flexión de alto rendimiento y un amortiguador trasero oculto fácilmente ajustable, los modelos de Softail 2018 cuentan con estilo agresivo, son más rápidos, más livianos y con un mejor manejo que cualquiera de sus predecesores Big Twin Cruiser.

Por otro lado, además de tantos lanzamientos y premiaciones, pudimos ver a otras importantes marcas que se destacaron dentro del evento por los modelos que expusieron, los cuales por razones estéticas o simplemente recordar vejas épocas, se destacaron.

El caso más ilustrativo es el de Peugeot. La marca francesa propuso un 404 Grand Prix de 1970, el cual supo ser el primer deportivo de la marca fabricado en Argentina, equipado con faros auxiliares sobre la rejilla del frente, palanca al piso y volante de madera.

También pudimos observar dos Peugeot 504 TN. Se cumplieron 40 años de la presentación de este modelo que se destacó por su gran actuación en competencias de rally y pista, campeón en ambas durante años. Su color, llamativo para la época, y su decoración exterior lo convirtieron en un destacado de la marca. Se produjeron 501 unidades, entre 1977 y 1979.

Siguiendo en sintonía con los autos de competición exhibidos en Autoclásica podemos agregar tres coches más que supieron sobresalir en sus años de competencia.

En primer lugar tuvimos un  Chevrolet Coupé 1939 de Turismo Carretera de Juan Manuel Fangio. Fue utilizado por el exitoso piloto argentino en el año 1939, en las siguientes competencias: Gran Premio Argentino de Carreteras; Gran Premio Extraordinario; y las Mil Millas Argentinas.

Gracias a una colecta organizada por sus amigos de Balcarce, Fangio compró en la concesionaria General Motors de esa localidad esta coupé negra, con la que se inició como piloto en Turismo Carretera.

Luego se destacó un Ford Baufer F-100 del año 1953 de los hermanos Dante y Torcuato Emiliozzi, los cuales nacidos en el barrio porteño de Floresta, fueron a vivir a Olavarría junto a sus padres y hermanos cuando aún eran niños. Sobresalieron en las décadas del ’50 y ’60 como los más notables artesanos en la preparación de motores para el Turismo de Carretera.

La primera carrera de los Emiliozzi con el Ford Baufer fue en 1966 y en la temporada siguiente le hicieron algunas modificaciones al amparo de un nuevo reglamento, mantenía el mismo frente pero la carrocería fue embellecida con tendencia a lo que sería una coupé «Fastbach» que remataba con una cola de perfil Kamm, es decir con una pendiente muy suave y terminando con una ligera «cola de pato».

Otro vehículo que se llevo varias miradas fue la famosa Chevrolet 1947 de Juan Manuel Bordeu, piloto nacido en Balcarce y uno de los más populares en la categoría TC de los ´60.

El debut de Bordeu con este coche se produjo en Olavarría el 3 de marzo de 1963, logrando dos primeros puestos y el sub campeonato al año siguiente.

Este auto fue una creación de Rubén “Toto” Fangio, con motor de 250 pulgadas cúbicas y suspensión delantera original de Chevrolet ’47 con dos amortiguadores por rueda.

Acerca de Victor Russo 973 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.