Fiat cumple 100 años en la Argentina

En mayo de 1919, Fiat se radicaba en Argentina con la constitución de la primera sociedad en el país F.I.A.T. Turín – Sucursal Argentina-, en las calles Demaría y Godoy Cruz, en el barrio de Palermo. Cien años después, la ahora Fiat Chrysler Automobiles (FCA) celebra este hito.

Los inicios

Fue el fundador de F.I.A.T. (Fabbrica Italiana Automobili Torino), el senador Giovanni Agnelli, quien promovió la instalación de Fiat en Argentina, con la idea de proyectar la marca más allá de Europa y abriendo el camino, más allá de los idas y vueltas de la historia, que la marca se convertiría en una referencia de la industria automotriz en el país.

El hecho de que Fiat saliera de Italia y se radicara en nuestro país como primer destino de internacionalización, no fue caprichoso. Fuera de Europa, Argentina era una de las economías más florecientes y desarrolladas de América, con una creciente clase media educada, un PBI per cápita envidiable, y una gran capacidad de absorber e integrar contingentes de inmigrantes que buscaban forjarse un nuevo futuro, y ser partícipes de la transformación cultural y social de este país.

La expansión de Fiat en sus comienzos en Argentina se basó en la comercialización de las últimas novedades que producían sus establecimientos en Italia, particularmente en el terreno de los vehículos de pasajeros e industriales, de los tractores y otros implementos para el agro, y de los grandes motores diésel.

En aquel entonces, modelos Fiat competían con éxito en el automovilismo local.

Unas décadas después y pasada la Segunda Guerra, Fia inicó un nuevo ciclo de desarrollo a nivel local basada en la industrialización de Fiat, con la apertura de establecimientos, especialmente en las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe.

En forma sucesiva se abrieron las plantas de Fiat Someca Construcciones Córdoba para la fabricación de tractores en 1954; la de Grandes Motores Diésel, también en Ferreyra, Córdoba, para la producción de motores de locomotoras, propulsores navales, bombas de petróleo y generación eléctrica; la de Materfer para la fabricación de locomotoras y coches de pasajeros para los ferrocarriles, y concurrentemente la inauguración de nuevos talleres de asistencia.

Fiat 600D, el primero de producción nacional

En ese contexto, y como correlato de la política gubernamental de aliento al desarrollo de la industria automotriz, Fiat encaró la construcción de una planta en la localidad bonaerense de Caseros dedicada al core business de origen: la producción de autos.

Fue en abril de 1960 que salió de las líneas de montaje un Fiat 600D, el primer coche de la marca fabricado en Argentina y casi un sinónimo de la motorización masiva de los argentinos.

Allí también se fabricó el modelo 1100, pero ya en 1963 la producción de automóviles se mudó a un predio mucho más grande en El Palomar.

Este ciclo de inversiones y expansión no se detuvo hasta la división de Fiat Concord en dos compañías: Fiat Argentina, con foco en el negocio del auto, y Fiat Diésel, aglutinando a las demás actividades allá por 1979.

El período de expansión, que incluyó la producción de camiones, tractores y la apertura de nuevos establecimientos, concluyó a finales de los 70: una vez divididas las unidades de negocio, Fiat Argentina se fusiona con Safrar Peugeot para conformar Sevel Argentina.

Unos años antes, en Sauce Viejo también se concentró la producción de camiones y grandes motores, y Fiat celebraba en 1976 las 250.000 unidades producidas del Fiat 600.

Pero así como Fiat estuvo atrás de inversiones de trascendencia, fue una escuela de formación y entrenamiento de cuadros profesionales y técnicos, llegando a ser el principal empleador privado del país, a ese ciclo de apogeo le siguió un periodo de repliegue en el control y gestión de las marcas de la empresa en el país.

En una coyuntura crítica para la Argentina, Fiat decidió ceder el control de Sevel Argentina al Grupo Macri en 1982 que, hasta julio de 1996, como licenciataria, se encargó con éxito de la producción y comercialización de los autos de la marca, incorporando nuevos modelos, como el Uno, el Duna, el 147 y otros que, con suceso de ventas, le permitieron un consistente liderazgo en el mercado.

También por entonces pasaron a grupos privados argentinos Materfer y Grandes Motores Diésel, mientras que se constituyó Iveco Argentina que absorbió la División Camiones y que en 1991 pasó a ser controlada por el Grupo Garfunkel.

Retoma el control

El proceso de configuración del espacio regional del Mercosur, la caracterización de la industria automotriz como sector estratégico para los gobiernos de Argentina y Brasil, la estabilización de la economía argentina y la política de atracción de nuevas inversiones directas, fueron factores determinantes para que Fiat retomara el control de sus marcas a mediados de los años 90.

En diciembre de 1996, se construyó una nueva planta de Fiat Auto Argentina en el complejo industrial de Ferreyra, que demandó una inversión de más de 600 millones de dólares para la producción del Fiat Siena.

También en esos años, la firma retomó el control de Iveco y se relanzó el negocio del agro en cabeza de New Holland, que al poco tiempo pasó a ser CNH con la adquisición de Case.

Pero otra vez, las coyunturas críticas obligaron a suspender las actividades de la planta de Córdoba entre 2001 y 2008.

Sergio Marchionne, como CEO de Fiat Group -y luego de FCA-  fue un actor fundamental para el retorno de la actividad en la planta de Córdoba, así como el gran hacedor de la transformación del grupo pa nivel global ara poder seguir construyendo futuro.

Se hizo cargo de la gestión de Fiat en 2004, que en ese entonces perdía 5 millones de dólares por día. Cambió el destino de la empresa en ruinas y logró convertir el nuevo grupo, tras la fusión con Chrysler, en uno de los mayores colosos del mundo.

Marchionne encaró con pasión y dedicación el surgimiento de la Nueva Fiat que se celebró con el lanzamiento del 500; asumió el salvataje de Chrysler tras el acuerdo con la administración Obama; estuvo atrás de la creación de CNH, el nacimiento de FCA y la escisión de Ferrari.

Del problemático conglomerado industrial italiano con un pasado glorioso, Fiat SpA se transformó, bajo su guía, en tres sociedades independientes (CNH-FCA-Ferrari), cada una concentrada en su propio core business, con un gran futuro por delante y escalas suficientes para hacer foco en los desafíos del futuro, en un mundo globalizado y en profunda transformación.

Proceso de transformación y tecnología

Ya en la última etapa de Fiat Argentina, entre los hechos más relevantes está el relanzamiento del Complejo Industrial de Ferreyra en 2008; la inversión en la planta y preparación para la producción del Nuevo Palio en 2012; y luego la modernización de la fábrica en Córdoba, tanto en términos tecnológicos y de procesos, de formación y entrenamiento de los colaboradores, para producir, tras una inversión de 500 millones de dólares, un auto de calidad mundial, como lo es Fiat Cronos.

La gestión de transformación de la planta en Córdoba fue concomitante con la de absorción de las operaciones de Chrysler –con marcas como Chrysler, Dodge y Jeep que también son parte de la rica historia de la industria automotriz argentina-, lo que dio nacimiento a FCA Automobiles Argentina.

Tras convertirse desde el comienzo en protagonista del desarrollo industrial argentino, hoy, Fiat en Argentina es el emblema pasional de Fiat Chrysler Automobiles, una casa de grandes marcas, determinada a tener un rol activo y ambicioso en el proceso de consolidación del sector automotivo y a continuar dando solución a la movilidad de cientos de miles de argentinos.

Los modelos producidos en Argentina

En los primeros 100 años de historia de Fiat en Argentina, la industria local ha producido más de una decena de modelos de autos que alcanzaron el éxito rápidamente:

Auto y modelo Periodo de producción Cantidad producida Lugar de producción
Fiat 600 1960 – 1982 294.197 Caseros – Buenos Aires
Fiat 1100 1960 – 1963 23.152 El Palomar – Buenos Aires
Fiat 1500/ C / cupe/ Familiar/ Multicarga 1963 – 1972 123.059 El Palomar – Buenos Aires
Fiat 700/800 – Coupe y Spider 1965  – 1970 7.807 El Palomar – Buenos Aires
Fiat 1600 / 1600 Sport 1969 – 1973 47.991 El Palomar – Buenos Aires
Fiat 128 1971 – 1990 255.110 El Palomar – Buenos Aires
Fiat 125/ Sport / Multicarga / Mirafiori 1972 – 1982 188.971 El Palomar – Buenos Aires
Fiat 133 1977 – 1982 15.821 El Palomar – Buenos Aires
Fiat 147/ Spazio / Brio / Vivace 1981 – 1996 232.807 El Palomar – Buenos Aires
Fiat Regatta 1985 – 1992 56.789 El Palomar – Buenos Aires
Fiat Duna 1987 – 2001 257.559 El Palomar + Berazategui + Ferreyra – Córdoba
Uno 1988 – 2001 179.767 Berazategui + Ferreyra – Córdoba
Fiorino Furgon 1989 – 1995 25.035 El Palomar – Buenos Aires
Siena 1997 – 2002 // 2007 – 2016 550.373 Ferreyra – Córdoba
Palio 1997 – 2002 // 2008 – 2016 153.988 Ferreyra – Córdoba
Nuevo Palio 2011 – 2017 222.924 Ferreyra – Córdoba
Cronos 2017 – Actualidad 69.587 Ferreyra – Córdoba
Acerca de Victor Russo 913 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.