Ford Ranger Raptor, las más off road de todas las pickups

Por su chasis, suspensiones y neumáticos, está preparada para la práctica del off road más extremo. Puede transitar con seguridad a altas velocidades por caminos deteriorados o de tierra, soportar saltos extremos o trepar entre piedras, sin que nada repercuta en el habitáculo, el chasis lo absorbe todo.

Ford Performance es la división de Ford Motor Company que desarrolla los vehículos de alto rendimiento, y esta Ranger Raptor es la primera pickup «Performance» que llega a nuestro país. Por eso decimos que su chasis y suspensiones son prácticamente de competición. Tanto que podría tener un motor de mucha mayor potencia y seguir siendo un vehículo seguro. Como se dice en la jerga del automovilismo, está «sobrada» de chasis.

El motor es un diésel bi-turbo que desarrolla 213 CV de potencia y 500 Nm de torque a las 2.000 rpm. Acompañado por una caja automática de 10 velocidades, que puede usarse de modo manual pasando los cambios con las levas que trae detrás del volante. Un conjunto motopropulsor muy moderno, que asegura performance cuando se lo requiere y bajo consumo si se lo maneja con ese propósito. Siempre se ha elogiado, por ejemplo, el motor 2.0 de la Volkwagen Amarok, que tiene 180 CV, 420 Nm de torque y viene con una caja automática de 8 marchas. Bueno, este de la Ranger Raptor es mejor.

El sistema de tracción de la Ranger Raptor incluye los modos 4×2 (tracción trasera), 4×4 de alta y 4×4 de baja. Además, el sistema le permite al conductor pasar de 4×2 a 4×4 de alta sin necesidad de detener el vehículo (hasta los 120 km/h de velocidad), por medio de un comando electrónico posicionado en la consola central. Sí hay que detener el vehículo para acoplar la baja.

Por otro lado, viene con un sistema electrónico que, modificando variables de motor y caja y de los controles de tracción y estabilidad, consigue optimizar la conducción en diferentes terrenos. Ofrece 6 modos de manejo: Normal (prioriza el confort y la economía de combustible); Sport (más sensible para el manejo en ruta); Weather (para no perder adherencia en superficies resbaladizas y desiguales); Mud/Sand (mejor tracción e impulso en superficies como arena y barro fresco); Rock Crawl (específicamente para terrenos rocosos de baja velocidad, donde la capacidad de control suave es clave) y Baja (que no refiere a la caja de transferencia de baja o de fuerza, sino a un tipo de manejo que se popularizó en terrenos de Baja California y, con este modo, se afina la respuesta para el rendimiento off road a alta velocidad).

Respecto del confort y la conectividad, viene con el mismo equipamiento que la Ranger Limited (la más cara de las versiones “terrenales”), pero su pantalla multimedia incluye un GPS con una función inspirada en el cuento infantil Hansel y Gretel, que va dejando “migas de pan” virtuales, a medida que nos adentramos en un terreno sin caminos, como un bosque o unos médanos, para después poder volver al sitio desde donde comenzamos la travesía.

Este primer vehículo de Ford Performance que llega a la Argentina, además, incluye un equipamiento de seguridad de alto nivel. Respecto de la seguridad pasiva, viene con 6 airbags (2 frontales 2 de tórax 2 de tipo cortina), cinturón inercial de 3 puntos apoyacabeza regulable en altura en la plaza central trasera y anclajes ISOFIX para las sillas infantiles. En relación a la seguridad activa, incluye las siguientes asistencias a la conducción:

Sistema de Mantenimiento de Carril. Mediante una cámara instalada detrás del espejo retrovisor del parabrisas que monitorea las marcas de los carriles de la ruta y detecta los desvíos involuntarios fuera de ella. El sistema para mantenerse en el carril está activo a partir de velocidades mayores a 65km/h y funciona siempre que la cámara detecte al menos una marca de carril.

Sistema de Monitoreo de Presión de neumáticos. A través de sensores ubicados en las válvulas que emiten una luz de advertencia en el panel de instrumentos visible para el conductor en caso de que algún neumático sufra una baja de presión.

Control de Tracción (TCS). Evita que una rueda sin adherencia gire, utilizando el freno de manera individual, y transfiera el 100% del torque a las ruedas que sí tienen tracción. El control de tracción funciona sobre las 4 ruedas (en modo 4×4) y previene el resbalamiento de las ruedas en situaciones extremas: una rueda que derrapa no provee fuerzas laterales de fricción y podría causar una situación de sobre viraje y vuelco en una curva exigida

Control Electrónico de Estabilidad (ESP). Monitorea continuamente la trayectoria del vehículo y la compara con la trayectoria deseada por el conductor por medio de un sensor ubicado en la columna de dirección. El ESP ha sido calibrado para operar de forma óptima tanto en ruta como en condiciones de manejo off-road y cuando el vehículo se utiliza en modo 4×4 alta o baja, las intervenciones sobre el freno y el torque del ESP se ajustan automáticamente para adaptarse al manejo sobre superficies irregulares de barro, arena o hielo.

Control Anti Vuelco (ROM). Ayuda a impedir que el vehículo se encuentre en una situación extrema de vuelco y vuelva a estabilizarlo.

Control de Carga Adaptativo. Detecta la cantidad de carga y su distribución en cada eje y ajusta los parámetros del ESP para optimizar el sistema de control y seguridad, modificando las propiedades dinámicas del vehículo (comportamiento en curva, respuesta a aceleraciones y frenadas, etc.).

Control Electrónico de descenso (HDC). Creado para asistir electrónicamente al conductor a mantener el control sin derrapar al descender por pendientes empinadas de baja adherencia (bajadas de ripio o con hielo). En conjunto con el ESP y el ABS, este sistema evita que el vehículo derrape, aun en condiciones extremas, y mantiene la velocidad elegida: el conductor no tiene que accionar el pedal de freno ni el acelerador y puede regular la velocidad de descenso con los controles de velocidad crucero del volante.

Asistente de arranque en pendiente (HLA). Mantiene al vehículo frenado durante aproximadamente 2 segundos al soltar el pedal de freno y evita que ruede hacia atrás, incluso estando cargado, dándole tiempo suficiente al conductor para presionar el acelerador.

Si bien la pickup Ranger en todas sus demás versiones se produce en nuestro país, esta nueva Ranger Raptor se hace en la planta de Ford en Tailandia, único punto de fabricación de esta versión Performance. Está disponible en tres colores: Azul Performance, Blanco Ártico y Negro Ebony y el precio de venta es de 52.990 dólares.

Acerca de Victor Russo 898 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.