Test VW Tiguan Allspace: cambio de personalidad (Parte 2 y galería)

Por Gonzalo Di Gregorio
Fotos: Omar Rojas

Continúa de la Parte 1.

Mecánica y manejo

Lo primero que notamos al subirnos fue la elevación y la magnitud de la plancha de instrumentos, que se emparenta con la altura de la línea de cintura. La misma es sobria y de diseño discreto y racional, como puede verse en otros productos (el volante y otras soluciones son compartidas). Ésta integra al conocido equipo Discover Media de 8”: los que busquen el mayor despliegue de 9,2” y los 64 GB del Discover Pro tendrán saltar hasta la Highline.

Tras recorrer con vista y tacto sus apliques y acabados (los buches de las puertas están alfombrados para evitar ruidos), nuestra atención se posó en las regulaciones del asiento revestido en tela. En aquel momento descubrimos que la postura ideal se halla con facilidad gracias al doble ajuste de la dirección y la butaca, que se lleva a cabo mediante palancas, rueditas y correderas manuales.

Apenas al encenderlo, el 1.4 TSI con desconexión de cilindros ACT (puede relegar dos de cuatro) ya hace gala de sus principales virtudes. Con 150 CV y 250 Nm. de torque, este motor sobresale por su serenidad y la ausencia de vibraciones, incluso en media y alta velocidad. A 100 km/h y en sexta rota a 2.000 rpm, pero es dócil y prácticamente insonoro a cualquier el régimen. Por eso se lleva muy bien con el start & stop, que lo apaga en los semáforos casi de manera imperceptible y es muy rápido para volver a arrancarlo. Para este cometido basta con sacar la pata del freno, y aunque no generó molestias y preferimos emplearlo durante todo el préstamo, éste puede desactivarse con un botón. Asimismo, tras pasar un poco tiempo junto a él, encontramos un punto en el recorrido del pedal que permite mantener el coche detenido pero sin llegar a parar el impulsor. Muy práctico para los embotellamientos.

El pomo de la selectora anuncia que contamos con una DSG debajo del túnel central. Y es motivo de festejo, ya que aquella transmisión de doble embrague es una de las más suaves del mercado. A pesar de incluir “solamente” seis relaciones (las versiones 2.0T envuelven una variante con séptima), la caja se mancomuna muy bien con la planta motriz y se muestra reactiva para bajar cambios y extraerle buenas aceleraciones a los 150 caballos, una tarea compleja por el porte de este SUV. Tal vez por ello mantenga siempre al 1.4 en rangos medio-altos y no apure los pasos de marcha para reducir todavía más el consumo.

Con sus neumáticos de talón alto a la cabeza, los trenes de rodaje del Tiguan otorgan un gran confort citadino, que sólo se ve aquejado a la hora de encarar las irregularidades prominentes de nuestras calles. Son ejemplos las tachuelas y los reductores plásticos característicos de los alrededores de la Ciudad de Buenos Aires. Cabe destacar, también, que el despeje es elevado para atravesar badenes profundos y enfrentar subidas de cordones, pero los dos pequeños deflectores inferiores del paragolpes delantero pueden golpearse, en alguna ocasión, si se decide realizar algún off road moderado merced a la tracción integral 4Motion de las otras alternativas.

Conclusión

Por ser de origen mexicano, el Tiguan Allspace no tributa el arancel extrazona, aquel que penaliza a los importados de otras regiones, como sus principales rivales de siete plazas. Ellos son el Dodge Journey, el Hyundai Grand Santa Fe, el Kia Sorento y el Peugeot 5008.

De todos modos, la creciente devaluación logró que sus configuraciones más exclusivas sean impactadas por el “impuesto interno al lujo”, que establece una base imponible en pesos que no sería actualizada hasta principios del año que viene. Pero paradójicamente, la versión de entrada -una opción de compra muy lógica y racional- también quedó al borde de ser perjudicada. De hecho es la única que se vende en moneda local, porque la terminal lanzó un precio especial para septiembre que la llevó a zafar del gravamen. Así, desde mes pasado, el monto a desembolsar en verdes por una Trendline se redujo a US$32.029, si se calcula el valor del dólar a $40 (en otro momento llegó a superar los US$39.000).

Por lo tanto, si estás atrás de una corré al concesionario y no lo pienses más. Como diría un colega, es un buen momento.

Precios

Volkswagen Tiguan Allspace Trendline 1.4 TSI DSG $1.281.163

Volkswagen Tiguan Allspace Comfortline 2.0 TSI DSG 7 US$44.926

Volkswagen Tiguan Allspace Comfortline + techo panorámico US$46.278

Volkswagen Tiguan Allspace Highline 2.0 TSI DSG 7 US$55.182

Garantía de 3 años o 100.000 km.

One thought on “Test VW Tiguan Allspace: cambio de personalidad (Parte 2 y galería)”

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.