Llega el nuevo SUV Citroën C5 Aircross

Su lanzamiento en nuestro mercado está previsto para el mes de mayo. Además de su diseño vanguardista, lo que ya es una firma estilística de esta marca francesa, presenta un interior ultra modulable y un sistema de suspensión hidráulico Que lo posicionarán como un referente del confort.

El Citroën C5 Aircross es el nuevo buque insignia de la marca, porque representa todo a lo que aspira: estilo vanguardista, tecnología de punta, espíritu joven, practicidad y confort interior y de marcha. Este es el modelo que mejor cumple con estas premisas de Citroën, y lo demuestra su inmediato éxito en ventas en los mercados donde ya se comenzó a comercializar. Su lanzamiento internacional fue a comienzos de 2019 y, en noviembre, ya había superado las 100 mil unidades vendidas. También es decisivo que sea un SUV (sport utility vehicle), el segmento que más crece en todo el mundo y que en Citroën representa casi el 30 % de sus ventas.

El C5 Aircross está construido sobre la misma plataforma del Peugeot 3008, la que el Grupo PSA llama EMP2. Algo que lo distingue del Peugeot son los amortiguadores con topes hidráulicos en extensión y compresión, a los que Citroën llama «Amortiguadores Progresivos Hidráulicos» («Progressive Hydraulic Cushions»). Según explica la marca, cuando el movimiento vertical de la rueda es pequeño, el amortiguador funciona como uno normal (con un ajuste suave); pero cuando es grande y el émbolo del amortiguador se desplaza hacia los extremos, se encuentra con unos muelles que frenan su movimiento de manera progresiva. Esto garantiza un confort de marcha único en esta categoría de vehículos.

El interior de este nuevo SUV también tiene una característica distintiva, que Citroën llama Advanced Comfort, con butacas más anchas y mullidas que lo habitual y una segunda fila con 3 asientos independientes, deslizantes, escamoteables y reclinables, lo que permite modular el habitáculo de acuerdo a cada necesidad de carga. El baúl, por la posibilidad de deslizar los asientos hacia adelante, puede pasar de 580 a 720 dm3 de capacidad.

Respecto de la seguridad activa, cuanta con todas las asistencias a la conducción que hasta hoy se ofrecen en los vehículos más tecnológicos: control de velocidad crucero adaptativo con función Stop&Go, frenada de emergencia con reconocimiento de peatones, mantenimiento automático en el carril, detección de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores, cambio automático entre luces cortas y largas, y cámara con visión de 360 grados. Además, las versiones tope de gama (por lo menos en Europa, acá aún no se sabe cómo serán las configuraciones de equipamiento en cada versión), cuentan con un dispositivo de conducción semi-autónoma que se denomina «Highway Driver Assist», que no es otra cosa que el funcionamiento conjunto del programador de velocidad activo y el sistema de mantenimiento automático del carril.

El nuevo SUV C5 Aircross también se comercializa en Europa en una versión híbrida enchufable, que muy probablemente también llegue a nuestro mercado en una segunda etapa.

El C5 Aircross Hybrid es una versión híbrida enchufable que combina un motor naftero de 180 CV y otro eléctrico de 109 CV, que cuando funcionan de manera conjunta desarrollan 224 CV.  Al ser un híbrido enchufable, se puede alimentar la batería en la red eléctrica de un hogar o en una estación de carga, y tiene una en modo de eléctrico de 50 kilómetros. Tiene tracción delantera y una caja automática de ocho relaciones (que Citroën denomina e-EAT8).

El consumo homologado es de 1,7 litros cada 100 kilòmetros, aunque este es un dato que no sirve mucho en este tipo de automóviles, porque no vale para hacerse una idea del consumo cuando ya no se dispone de energía en la batería. El baúl pierde 120 dm3 respecto de la versión con motor combustión, porque la batería que alimenta el motor eléctrico se aloja en la parte trasera del vehículo: pasa de 720 a 600 dm3.

La batería tiene 13,2 kWh de capacidad bruta, la misma que la de un Peugeot 3008 Hybrid, que es estructural y técnicamente similar al C5 Aircross, y no sería de extrañar que el modelo de Peugeot también llegue al país.

Acerca de Victor Russo 941 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.