Se presentó el Volkswagen Nivus; llega en noviembre

Es un vehículo que mezcla estilos, lo que se conoce como un crossover: un compacto, con silueta de SUV, pero con la caída del techo como en las cupés. Original, atractivo y con mucha tecnología para su segmento, llegará en noviembre con un precio inferior al del T-Cross y algo superior al del Polo.

El primer SUV con silueta fastback, es decir, con el techo que cae hacia la cola como en una cupé, fue el BMW Serie 6. Que se impuso, por su extravagancia, sobre el más tradicional BMW Serie 5. Después aparecieron varios SUV o crossover (una categoría que se caracteriza por combinar estilos de carrocerías o siluetas) de otras marcas premium. Pero es la primera vez que tenemos, con este nuevo compacto de Volkswagen, un vehículo de esta clase en un segmento popular.

Esta semana, se realizó vía streaming (por internet) el lanzamiento internacional del Volkswagen Nivus. Fue desarrollado en Brasil, pero tendrá trascendencia internacional. Porque además de ser producido en la plata de São Bernardo do Campo (SP), para su venta en el mercado latinoamericano, en una segunda etapa, el modelo también se producirá y comercializará en Europa. En dos semanas comienza su producción en serie en Brasil y, en julio, comenzaría su comercialización en el vecino país. La Argentina será el segundo mercado que reciba al Nivus, en el mes de noviembre. Para el resto de Latinoamérica y Europa, está prevista su venta en 2021.

El Volkswagen Nivus está construido sobre la misma plataforma que usan en Polo, el Virtus o el T-Cross. Esta es una plataforma que permite crear vehículos de diferentes siluetas con una misma base estructural. Se posicionará, por precio, un poco por encima de las versiones top del Polo o Virtus, pero por debajo del T-Cross. Respecto de este último, la estrategia de marketing deberá ser muy precisa para que no se superpongan ambos modelos y se canibalicen, como generalmente se dice en ese rubro. En principio, argumentaron en la presentación que apuntan a públicos diferentes: mientras que el T-Cross es un auténtico SUV, con una posición de manejo más elevada, y que está destinado a un cliente familiar; el Nivus atraerá a los más jóvenes, con sus miras puestas en el estilo, la deportividad y la conectividad. Pero nosotros decimos que deberán ser cuidadosos con su estrategia de venta, porque el Nivus, de acuerdo a lo anunciado, será más económico que el T-Cross y tendrá una mejor motorización y el dispositivo de infoentretenimiento más moderno de la marca. Suponemos que el T-Cross irá evolucionando en ambos sentidos, pero por ahora, queda un poco relegado.

Cuando llegue a nuestro mercado, allá por noviembre, el Nivus se ofrecerá en dos versiones de equipamiento, Comfortline y Highline, pero ambas con la misma mecánica: un motor TSI (es decir, turbo, de inyección directa), de tres cilindros y 1.0 litro de cilindrada, que desarrolla 116 CV de potencia y 200 Nm de torque, entre las 2.000 y las 3.500 rpm. Únicamente se venderá con caja automática de 6 marchas. No tendrá una variante con caja manual.

Sobre todo por el torque (el momento de mayor fuerza de empuje del motor) es notablemente superior este propulsor 1.0 respecto del “viejito” 1.6 de 110 CV que lleva el actual T-Cross. El torque del motor 1.6 es de 155 Nm, pero recién a partir de las 4.000 rpm. Es decir, la elasticidad, el poder de reacción de este motor es muy limitado a bajas revoluciones, mientras que el motor del Nivus (que ya a las 1.500 rpm tiene el 87% del torque disponible, unos 175 Nm) es mucho más “picante” a pesar de su menor cilindrada y, si se lo lleva a bajas rpm, su mucho menor consumo de combustible. Por supuesto, el T-Cross tiene sus virtudes, por algo se convirtió rápidamente en el SUV compacto más vendido de la Argentina.

En relación al equipamiento, hay que destacar el nuevo sistema multimedia estrena el Nivus, llamado VW Play. Consta de dos pantallas de 10 pulgadas de alta definición, una que oficia de tablero de instrumentos, detrás del volante, y otra en la consola central. Habrá que probarla, pero aseguran en Volkswagen que es un antes y un después en materia de conectividad para un vehículo de esta categoría. Además, ofrece una tienda de aplicaciones (VW Play Apps), como si fuera un smartphone. Cuenta con 10 GB de memoria.

Además, vendrá con mucho equipamiento de seguridad y asistencias a la conducción. Desde la versión de entrada equipará, por ejemplo, controles de tracción y estabilidad, y seis airbags (dos frontales, dos laterales delanteros y dos de cortina para las cabezas de los ocupantes de adelante y de atrás). Pero la versión tope de gama sumará el control de velocidad crucero adaptativo (que regula automáticamente la velocidad de acuerdo al vehículo que va por delante) y el frenado automático de emergencia: a velocidades inferiores a los 50 km/h el vehículo frena solo, si detecta un obstáculo por delante y “percibe” que el conductor no ha presionado el freno. Estos dos, son elemento de seguridad activa que vemos en vehículos de clases superiores. Por último, hay que mencionar el otro gran estreno que aparece en el Nivus. Será el primer modelo que se comercialice en nuestro país con el nuevo logo de la marca. En Europa, lo había estrenado el Golf VIII, a fines de 2019.

Acerca de Victor Russo 963 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.