VW Taos obtuvo la máxima calificación en una evaluación internacional de seguridad

Cinco estrellas Latin NCAP para esta SUV del segmento mediano producida en la planta de VW en General Pacheco, provincia de Buenos Aires.

El organismo internacional Latin NCAP, creado en 2010, es una réplica del original Euro NCAP, de fines de los 90, que nace para evaluar la protección que brindan los autos a los ocupantes en un choque. De hecho, la sigla NCAP significa “New Car Assessment Programme” o, en castellano, “Programa de Evaluación de Automóviles Nuevos”.

Con esta evaluación al Taos, Volkswagen se convirtió en la primera automotriz en obtener el máximo grado de seguridad para uno de sus modelos con el nuevo protocolo de pruebas de Latin NCAP (2020-2024), que evalúa el nivel de seguridad entregado por los vehículos vendidos en América Latina y el Caribe. Consiguió cinco estrellas (la máxima calificación) en seguridad, considerando la protección de adultos, niños y peatones, además de los sistemas de asistencia al conductor. Resultados válidos para todas las versiones de Taos producidas tanto en Argentina como en México.

“Los resultados obtenidos son una muestra más del compromiso de Volkswagen con la seguridad de sus ocupantes y los peatones”, sostuvo Thomas Owsianski, Presidente y CEO de Volkswagen Group Argentina. Además, agregó: “Nos llena de orgullo que un vehículo que fabricamos con pasión desde Argentina para toda América Latina se destaque no solo en términos de tecnología y confort, sino que también tenga la máxima calificación en seguridad”.

Taos fue desarrollado sobre la base de la plataforma MQB, lo que le otorga un excelente desempeño estructural. Además, está equipado con varios asistentes de conducción de última generación, donde se destacan el Control crucero adaptativo (ACC) con Stop & Go, el sistema de Frenado autónomo de emergencia (AEB) con detector de peatones y el detector de punto ciego.

El modelo también cuenta con dos ítems exclusivos en el segmento: Detector de fatiga (el sistema monitorea la forma de conducir y emite una advertencia sonora y visual si el conductor muestra signos de fatiga) y el sistema Post Collision Brake, que frena automáticamente el vehículo después de una primera colisión, evitando así mayores daños.

Adicionalmente, 6 airbags forman parte de la lista de elementos de seguridad (2 frontales, 2 laterales y 2 de cortina), Control electrónico de estabilidad (ESC) y Control de tracción (ASR).

El modelo también está equipado con sistemas ISOFIX y top-Tether para el anclaje de las sillas infantiles, lo que asegura una excelente protección para los niños.

El más reciente protocolo de evaluación de Latin NCAP (con vigencia 2020-2024) se divide en 4 grupos: Protección de ocupantes adultos, Protección de ocupantes infantiles, Protección de peatones y Sistemas de asistencia al conductor, y el puntaje general se define por el índice menor entre los 4 grupos.

En el grupo “Protección ocupante adulto” se realizan ensayos que engloban una serie de requisitos de seguridad y prestaciones biomecánicas, mediante una serie de crash test o pruebas de choque. La primera, un impacto frontal a 64 km/h contra una barrera deformable con 40% de solapamiento de la parte delantera del vehículo. Luego se mide el impacto lateral (contra barrera deformable montada sobre un trineo a 50 km/h contra el vehículo) , más otro impacto lateral contra un poste (el vehículo es lanzado lateralmente a 29 km/h hacia un poste). También se verifica el frenado autónomo de emergencia hasta 50 km/h (situación de tráfico urbano), la evaluación del “efecto latigazo” en la columna cervical, la integridad del sistema de combustible y, adicionalmente, la hoja de rescate para el cuerpo de bomberos, indicando el corte correcto del marco.

En el grupo “Protección infantil ocupante”, la evaluación se realiza en base al desempeño en esos mismos impactos, teniendo en cuenta los elementos de protección para los niños presentes en el vehículo, además de la facilidad y seguridad de instalar asientos para niños.

En el grupo “Protección de peatones” se evalúan las tasas de lesiones en las piernas, la región pélvica y la región de la cabeza, incluidos niños y adultos, durante las pruebas de impacto en la región frontal del vehículo. Otro requisito evaluado para la protección de peatones es la activación del frenado de emergencia autónomo para peatones, evaluando el rendimiento de frenado realizado de forma autónoma.

En el grupo de “Sistemas de asistencia al conductor” se mide el desempeño de dispositivos como advertencia por el uso de cinturones de seguridad delanteros y traseros, Control electrónico de estabilidad, Limitador de velocidad y Frenado autónomo de emergencia hasta 80 km/h (situación de tráfico de largo recorrido).

Vale destacar también que Latin NCAP posee una alianza con organizaciones internacionales como Global NCAP, FIA (Federation Internationale de l’Automobile), FIA Foundation, ICRT (International Consumer Research & Testing), y cuenta con el apoyo del BID (Banco Interamericano de Desarrollo).

Acerca de Victor Russo 1025 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.