Test Baic X55: fórmula oriental (Parte 2 y galería)

Continúa desde la Parte 1

Mecánica y manejo

El comportamiento dinámico es quien mejor expresa el carácter de este BAIC. El conjunto integrado por el 1.5 soplado de 148 cv y la caja continuamente variable forman un favorable paquete para la ciudad, que se combina a la perfección con la suavidad de su acelerador y su rápida dirección (que se endurece a media velocidad) para fundar un vehículo muy dócil para el uso urbano. Dicha blandura, sin embargo, contrasta con el segundo recorrido del pedal de freno, que se siente sólido tras apenas unos centímetros de delicadeza.

Las suspensiones (atrás adopta una independiente del tipo multi-link) también trabajan en función del confort de marcha: su altura invita a despreocuparse por las cunetas y su reglaje es equilibrado para impedir los rolidos a ritmo citadino. Eso sí, aunque calzan las Michelin Primacy 3 con 60 de talón, los aros de 17” transmiten al cockpit varios cortes e irregularidades del asfalto.

En ruta, a 100 km/h y en modo estándar, el motor rota de manera relajada a unas 1.700 rpm. Sus reacciones, de todos modos, dejan en evidencia que un plus de caballaje (o una mejor entrega a menor régimen) disminuiría la considerable impresión de patinamiento de su CVT.  Para encontrar algo más de rabia no habrá más remedio que usar la transmisión en secuencial (su tacto nos gustó mucho, aunque la electrónica es invasiva) o activar el programa sport, que en cada acelerada clavará al impulsor un poco más arriba en vueltas.

Conclusión

El X55 sigue la misma estrategia para atraer compradores que muchos de sus connacionales. Por ello apuesta a diferenciarse por ofrecer un gran equipamiento y brindar una de las mejores garantías del país, que abarca siete años o 100.000 kilómetros y funciona como un guiño de confianza para aquel que se anime a una marca sin trayectoria en nuestro territorio, pero respaldada por un histórico importador local. El precio trasladado a pesos, que en algún lapso también sirvió como un claro atractivo, por el momento no funciona como tal. Pero eso está lejos de ser su culpa.

Precios

BAIC X55 1.5T CVT Elite US$31.400

Texto: Gonzalo Di Gregorio
Fotos: Omar Rojas

 

One thought on “Test Baic X55: fórmula oriental (Parte 2 y galería)”

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.