Test de Volkswagen Passat

Con un elegante diseño y un importante confort en el habitáculo llegó a nuestro país el sedán premium de Volkswagen. NSR se dio el gusto de probar a un Passat TSI Highline, viene con un motor 2.0 turbo de 220 CV y caja DSG de 6 velocidades.

Este imponente coche se hizo esperar ya que nació en Europa en el 2015. Muy poco tiempo luego de su lanzamiento recibió el premio al auto del año. Es por eso que llega a la Argentina con varios pergaminos.

Se trata de la octava generación del sedán de la automotriz para el segmento D (mediano). Su primera versión se construyó por primera vez en Alemania en el año 1973. Las generaciones anteriores se vendieron en nuestro mercado entre los años 2005 y 2016 de forma ininterrumpida. La actual fue desarrolladla sobre la plataforma MBQ en territorio germano.

Exterior:

Estéticamente además de ser elegante también es deportivo. Ganó una línea más agresiva y ancha con referencia a la versión anterior. Esto le permite mejorar su confort de marcha y también la habitabilidad del auto.

Su parte trasera se ve como la más sobria del modelo. Además es la misma cola del coche lo que más se asemeja con el ADN Volkswagen. Es alargada y no presenta detalles llamativos. Lo más destacado es que en el logo de VW que se ubica en el baúl de automóvil está instalada la cámara de retroceso que se puede ver cuando se activa la marcha atrás del vehículo.

A simple vista parece un auto más…sin mucho recorrido estético ni grandes agregados que hagan de este modelo un coche que llame la atención. Es sobrio. Son los pequeños detalles los que hacen del Passat un verdadero auto de alta gama.

Viene disponible en colores  Blanco Oryx, Plata Reflex, Plata Tungsteno, Azul Harvard, Azul Noche, Rojo Crimson, Gris Indy, Gris Urano y Marrón Roble.

Interior:

La versión que nos tocó tenía asientos tapizados de cuero y alcántara color negro, un toque que le aporta elegancia y mucha sobriedad al habitáculo del coche. También hay que destacar que los plásticos blandos y las terminaciones son de muy buena calidad, dan la sensación de que nada se irá a romper por dentro.

Otra cuestión a comentar, algo que no debe pasar desapercibido es la comodidad que siente uno cuando se sube al Passat. Esto se debe a sus butacas. Dan realmente una enorme sensación de confort. Parecen sillones. Además se pueden regular en altura de forma muy amplia. Entre la posición más baja y la más alta se alcanzan 11 centímetros de diferencia. En la segunda fila la distancia entre las piernas de un pasajero y los asientos de la primera fila es de 20cm. Igualmente hay que decir que el habitáculo es muy confortable siempre y cuando en la parte trasera viajen 2 personas, ya siendo 3 no es tan cómodo el espacio interior.

Otro detalle para mencionar es el instrumental de este vehículo. Hablamos del nuevo Active Info Display. Es una pantalla de 12 pulgadas que viene a sustituir al instrumental analógico y ofrece diferentes opciones de configuración y brinda informaciones de parámetros del coche. Se puede visualizar el navegador, la radio, el teléfono y todo en una excelente calidad de definición.

Motor:

En cuanto a la mecánica no viene con tantos cambios. Se ofrece con el mismo motor del Passat 2.0 TSi Highline. Naftero 2.0 turbo de inyección directa, con intercooler, 220 cv y un torque de 350 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm. La caja es automática, DSG con doble embriague y 6 marchas. Cuenta con tecnología tecnología Bluemotion, capaz de reducir el consumo sin afectar sus prestaciones, Alcanza una velocidad máxima de  246 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos.  La tracción es delantera.

A la hora de conducirlo se muestra bastante blando para estacionarlo, por su dirección con asistencia eléctrica. Esto hace que al ir aumentando la velocidad del automóvil se vaya endureciendo.

Conducción:

Cuenta con varios modos de conducción pre-configurados para adaptarse a cada perfil de usuario. En el modo Sport el tacto del acelerador se vuelve mucho más sensible. Al aumentar la velocidad se escucha un leve sonido, insisto muy leve de la doble salida de escape. Se podría decir que es música para los oídos de cualquier fanático de los autos. Los cambios se estiran hasta llegar a las 4 mil rpm y la caja no pasa de la sexta velocidad para tener un resto de potencia instantáneo al seguir acelerando.

Por otro lado en el modo Eco todo se torna mucho más suave. Todos los sistemas del vehículo logran la máxima eficiencia. La caja pasa a cambios altos de forma muy rápida.

Equipamiento:

Como es de esperar, puertas adentro vamos a encontrar todas las comodidades que nos puede dar el Grupo VW en su marca más popular. Esta bestia alemana  viene equipada con  faros delanteros y traseros 100% con tecnología LED, regulación automática de alcance e iluminación dinámica en curvas, además de lavafaros, faros antiniebla en el frente y en la parte trasera, y llantas de diseño  “Dartford” de 18”. También dispone de espejos retrovisores exteriores calefaccionables, antideslumbrante del lado del conductor, con ajuste eléctrico, abatibles y con memorias.

Ambas versiones  tienen el sistema de navegación touchscreen “Discover Pro” de 8 pulgadas con AppConnect, memoria interna de 64 GB y control por voz. Las butacas delanteras son eléctricas ergoComfort, calefaccionables, con memoria y masajes para el conductor. Ofrece también el sistema de estacionamiento Park Assist con ayuda activa Area View, el confortable sistema de cierre y arranque sin llave denominado “Keyless Entry/Start”, climatizador de tres zonas con difusores para las plazas traseras, enchufe de 230 voltios y techo solar panorámico.

Acerca de la conducción del automóvil hay que destacar su sistema de conducción sin llave con regeneración en frenado, y el sistema de selección de perfil de conducción con chasis adaptativo. Esta función da la posibilidad de seleccionar el modo de manejo, se modifica la electrónica del motor y parámetros de suspensión y dirección asistida.

Seguridad:

En materia de seguridad cuenta con nueve airbags, detector de fatiga, anclajes ISOFIX, monitoreo de presión de neumáticos y espejos retrovisores fotocromáticos. Además, incorpora diferencial electrónico (XDS), sistema de estabilidad electrónico (ESC), ABS, sistema de control de tracción (ASR), programa electrónico de estabilidad (EDS), freno de estacionamiento eléctrico con función Auto Hold y asistente de frenado en pendiente (Hill Hold).

Competencia:

El rival predilecto del Passat es el Ford Mondeo, el cual presenta un motor Ecoboost 2.0 16v, con turbo, intercooler, inyección directa, 240 cv y 345 Nm. Caja automática-secuencial de seis velocidades, con convertidor de par. Además cuenta con tracción delantera.

A destacar:

En cuanto a detalles este modelo se lleva todos los premios. Por empezar en su interior presenta un muy útil y amplios portaobjetos al lado de los asientos delanteros. Además están revestidos con una goma para evitar que su carga quede suelta o genere un ruido molesto al estar el vehículo en marcha.

La guantera se encuentra refrigerada, con luz y cerradura, esto es importante marcarlo ya que permite guardar en ella objetos de valor y sentirse seguro.

Por otro lado cuenta con un sistema de llave presencial, esto quiere decir que el coche destraba sus puertas cuando registra que la misma llave está en un perímetro cercano al mismo vehículo. Lo mismo para el arranque, se pondrá en marcha solamente si detecta la cercanía de la misma llave.

Posee un baúl de un enorme tamaño con 586 litros de capacidad. Tiene el agregado de una red para sujetar objetos y un muy prolijo tapizado. Además la rueda de auxilio es del mismo tamaño que las titulares y al igual que ellas cuenta con llanta de aleación.

Precios:

Los precios de este modelo son sin dudas de alta gama. El Passat Highline cuesta 59.900 dolares y su versión R- line tiene un precio total de 65.000 dólares. Hay un total de 5.100 dólares de diferencia entre ambas versiones. La garantía es de 3 años 0 100.000 kilómetros.

 

Acerca de Victor Russo 979 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.