Chevrolet Tracker: referente en conectividad, seguridad y eficiencia mecánica

La nueva generación de este SUV compacto llega con un alto nivel de equipamiento y un motor de bajo consumo y buena potencia, desde 1.361.900 pesos.

Chevrolet ya tiene el modelo más vendido del mercado Argentino: el Onix. Y ahora espera liderar el cada vez más competitivo segmento de los SUV compactos con el nuevo Tracker.

Recordemos que esta clase de autos fue un “invento” de Ford. El primer SUV derivado de un modelo chico fue, en 2003, el EcoSport, que estaba basado en el Fiesta. Después la categoría fue creciendo y, hoy, uno de cada cinco vehículos que se vende en el país es un SUV compacto. Para nombrar algunos que, en definitiva, serán los rivales del nuevo Tracker en nuestro mercado, además del ya nombrado Ford EcoSport, están el Volkswagen T-Cross, los Renault Duster y Captur, el Nissan Kicks, el Honda H-RV o el Peugeot 2008, entre otros. Todos muy buenos productos, pero creemos que, por sus niveles de conectividad, tecnología de seguridad activa y eficiencia mecánica, el Tracker será un nuevo referente en la categoría. En definitiva, su relación precio-producto lo ubica al tope de esta clase.

El primer gran acierto del nuevo Tracker es su diseño. Con unas proporciones más elegantes y deportivas a la vez. Mide 4,27 metros de largo (1,2 cm más que el tracker anterior) y 1,79 metros de ancho (1,5 cm más), sin contar los espejos. Pero las proporciones cambian porque es 5 cm más bajo.

Por otro lado, tiene 1,5 cm más de distancia entre ejes, por lo que logra una mayor habitabilidad, especialmente en las plazas traseras. El baúl sigue siendo algo chico (como en todos los vehículos de esta categoría), pero creció de 306 a 393 dm3 de capacidad.

Se ofrece en tres niveles de equipamiento, que fueron muy bien definidos de acuerdo a lo que buscan los consumidores argentinos en un auto. Por ejemplo, más que en cualquier otro país de la región, a la hora de elegir un modelo, acá se tiene muy en cuenta que tenga determinados elementos de seguridad. El Tracker viene de serie, desde la versión de entrada, con controles electrónicos de tracción y estabilidad y 6 airbags. Y la versión Premier ($ 1.819.900) viene, entre otras asistencias al manejo, con frenado automático de emergencia (el auto frena solo, ante una posibilidad de colisión, cuando el sistema advierte que el conductor, distraído o dormido, no presiona el freno).

Otra cuestión clave en la elección de un modelo es su equipo multimedia. Y el Tracker, también desde la versión más económica, viene con pantalla LCD táctil de 8 pulgadas, compatible con smartphones (a través de Android Auto o Apple CarPlay) y bluetooth para conectar 2 celulares simultáneamente. Pero lo que lo distingue del resto de sus rivales es que viene con wifi incorporado, con una antena que proporciona una intensidad de señal de internet 12 veces más estable y permite conectar hasta 7 dispositivos al mismo tiempo. El Tracker también estrena mecánica. Un motor de 3 cilindros, 1.2 turbo, de 132 CV de potencia y 190 Nm de torque desde las 2.000 rpm. La versión más económica puede venir con caja manual de 5 marchas o automática de 6. Las otras dos versiones más equipadas, sólo vienen con la caja automática.

En total, las versiones son cuatro:

Chevrolet Tracker 1.2 Turbo MT/5: 1.361.900 pesos

Chevrolet Tracker 1.2 Turbo AT/6: 1.503.900 pesos

Chevrolet Tracker 1.2 Turbo AT/6 LTZ: 1.643.900 pesos

Chevrolet Tracker 1.2 Turbo Premiere AT/6: 1.819.900 pesos

Acerca de Victor Russo 973 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.