Ford prepara un Mustang para competir con Ferrari

COMO AQUEL DUELO EN LE MANS. En 1966, Ford destronó a Ferrari en la mítica competencia francesa de 24 horas. Ahora busca competirle con un auto homologado para uso “civil”.

En lo profundo de un galpón de almacenamiento de metal escondido detrás de un edificio de túnel de viento en Allen Park, Michigan, un puñado de miembros del equipo se reunió en 2021 para una nueva misión, que en los papeles parecía como un sueño imposible: diseñar un Mustang para enfrentarse a los mejores deportivos europeos. El resultado es un automóvil de uso legal para la calle de ultra alto rendimiento de edición limitada con el alma de un Mustang.

Esta misión recuerda aquella que llevó a Ford a ganar por primera vez, en 1966, las míticas 24 Horas de Le Mans, destronando a Ferrari, que hasta ahí había conseguido seis victorias en forma consecutiva (hay una película que narra este acontecimiento: “Contra lo imposible”, también conocida como “Ford vs. Ferrari”). Después de aquel año, Ford también ganó las ediciones del 67, 68 y 69 en Le Mans.

El totalmente nuevo Ford Mustang GTD 2025 es un tour-de-force tecnológico, inspirado en el Mustang GT3 que competia en Le Mans el próximo año. Sin ocultar su herencia, su carrocería ancha esculpida mayormente en fibra de carbono y su imponente alerón trasero lo dicen todo con solo un vistazo. Esto es como ningún otro Mustang.

“Mustang GTD rompe todas las nociones preconcebidas de un superdeportivo”, dijo Jim Farley, presidente y director ejecutivo de Ford: “Este es un nuevo enfoque para nosotros. No diseñamos un auto de calle para la pista, creamos un auto de carrera para la calle. Mustang GTD toma la tecnología de carrera de nuestro auto de carrera Mustang GT3, la envuelve en una carrocería Mustang de fibra de carbono y la libera para la calle”.

Cada pieza de precisión del Mustang GTD está diseñada con un propósito. Cada forma es impulsada por la función. Está diseñado para hacer una cosa: ir más rápido en una pista, con más tecnología que los autos de carreras en los que se basa. Mustang GTD fue desarrollado por muchas de las mismas personas detrás de los autos de carrera Mustang de Ford y el GT ganador de Le Mans. Está diseñado para ser el Mustang de uso “civil” (es decir, homologado para ser usado por cualquier persona en calles o rutas) más rápido de la historia.

Se plancha en el asfalto gracias a la sorprendente fuerza de la gravedad de la aerodinámica activa y el fuerte agarre de los enormes neumáticos montados en una avanzada suspensión delantera de brazo corto y largo de doble altura y suspensión trasera multibrazo. Y se detiene con autoridad gracias a los frenos cerámicos de carbono. Incluye una transmisión de doble embrague de 8 velocidades, montada en la parte trasera, y un eje de transmisión de fibra de carbono liviano para una distribución de peso cercana al 50/50. Y todo, es impulsado a una velocidad increíble por un sinfónico motor V8 de 5.2 litros sobrealimentado y una potencia estimada de 800 caballos. La tracción es trasera.

Manteniendo el legado ganador de Le Mans

El Mustang GTD nació del concepto del auto de carrera Mustang GT3 que regresa a Le Mans el próximo año y será la cúspide de la familia Mustang. Esta familia incluye el Mustang GT4 recientemente revelado, el Mustang GT3, así como el próximo Mustang Dark Horse R spec racer y más. Todos mantendrán la posición del Mustang como el modelo de Ford con más carreras y más éxito, y circularán por las calles y pistas de todo el mundo. El nombre GTD para este Mustang más nuevo se refiere a la clase de carreras IMSA «GTD» para autos fabricados según las normas técnicas FIA GT3.

“Esta es nuestra empresa, estamos lanzando el guante y diciendo: ‘Ven y tómalo'», dijo Farley. “Nos sentimos cómodos avisando a todos los demás lo que se viene. Tomaré el tiempo en la pista en un Mustang GTD contra cualquier otro número uno de la industria en su mejor auto de calle”, sentenció.

El diseño del Mustang GTD es puro propósito. Cada línea impulsa el rendimiento aerodinámico a la velocidad en la pista, desde el divisor delantero, el capó ventilado y los guardabarros hasta el alerón trasero activo disponible, controlado hidráulicamente montado en el pilar C disponible.

El Mustang GTD aprovecha el uso extensivo de paneles de carrocería de fibra de carbono para reducir el peso, bajar el centro de gravedad y mejorar la capacidad de respuesta. Los guardabarros, el capó, la cubierta que reemplaza la tapa del baúl, los umbrales de las puertas, el divisor delantero, el difusor trasero y el techo son todos de fibra de carbono con fascias delanteras y traseras de fibra de carbono opcionales.

Un paquete aerodinámico opcional, que incluye una bandeja aerodinámica integral debajo de la carrocería también se ejecuta en fibra de carbono e incluye características pioneras en las carreras de automovilismo, así como algunas tecnologías que incluso van más allá de lo permitido en las carreras, como aletas delanteras controladas hidráulicamente para administrar el flujo de aire para el equilibrio aerodinámico en coordinación con el alerón trasero activo.

Donde antes había un baúl, ahora está la suspensión semiactiva, un sistema de control hidráulico y un sistema de enfriamiento del transeje que usa una cubierta inspirada en las carreras que reemplaza la tapa de baúl e incluye dos tomas de aire para canalizar el aire del vidrio trasero hacia él y a través de los intercambiadores de calor.

“El hardware ha sido cuidadosamente seleccionado y desarrollado para permitir un rendimiento de tiempo de vuelta increíble”, dijo Greg Goodall, ingeniero jefe de programas de Ford, “El objetivo de este proyecto era claro: ir mucho, mucho más rápido que nunca con un objetivo específico: tiempo de vuelta en Nürburgring debajo de 7 minutos. Esto lo convierte en el Mustang de carretera más rápido Ford alguna vez construido”.

El agarre a la carretera y la estabilidad en las curvas del Mustang GTD, también son gracias a los neumáticos delanteros de 325 milímetros de ancho, mientras que los traseros son de 345 milímetros, montados sobre llantas de aluminio forjado de 20 pulgadas o ruedas de magnesio forjado como opcionales. Las llantas de magnesio ofrecen la combinación ideal de peso y durabilidad y con un diseño similar al auto de carreras Mustang GT3.

El Mustang GTD presenta una tecnología nueva para Ford con Control de Tracción Variable en modo pista. Esto le permite al conductor empujar los límites del automóvil al modular la potencia del motor y la intrusión del control de tracción. Se pueden realizar ajustes sin quitar las manos del volante, lo que permite al conductor adaptar su habilidad de conducción a las condiciones de la pista.

La producción del Mustang GTD será limitada y se espera que el precio en los Estados Unidos comience en aproximadamente 300 mil dólares. Comenzará su vida en la Planta de Ensamblaje Flat Rock de Ford y luego será transportado a las instalaciones de Multimatic en Markham, Canadá, donde los equipos Ford Performance y Multimatic lo fabricarán a mano con precisión inspirada en las carreras. Estará disponible a fines de 2024 o principios de 2025.

Acerca de Victor Russo 1210 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016. En la actualidad, edita el suplemento Sobre Ruedas en el diario Los Andes (sale todos los sábados) y conduce el programa de radio sobre actualidad automotriz Del Plata Sobre Ruedas (todos los sábados de 12 a 13 por AM 1030).