París y la actualidad de los salones: les nouvelles tendances

La importante cantidad de novedades de la feria francesa no logró ocultar el gran número de ausencias. ¿Qué pasará con el futuro de los salones?

Por Gonzalo Di Gregorio

Hay un clima de escepticismo sobre el porvenir de las ferias de autos. A principios de este año, en el Salón de Detroit (la centenaria muestra que inaugura el calendario) hubo casi una decena de “faltazos” de renombre, que incluyó al trío local conformado por Chrysler, Dodge y Tesla. La concurrencia no fue mala, pero tras conocerse que Audi, BMW y MB le bajarían el pulgar en 2019, la organización se apresuró a cambiar de fecha para favorecer la concurrencia (desde 2020 se desarrollará en junio).

En marzo, el circo itinerante de stands y concept cars hizo escala en Ginebra. Este salón se caracteriza por su “neutralidad” y suele tentar a compañías europeas como estadounidenses. Pero como viene siendo costumbre, algunas terminales también le dieron la espalda. En este caso la sangría fue menor: se ausentaron Cadillac, Chevrolet, DS, Opel e Infiniti.

Días antes de que ADEFA (Asociación de Fabricantes de Automotores) diera a entender que se cancelará la edición 2019 del Salón de Buenos Aires (una decisión todavía en revisión), el mes pasado llegó el Salón de París, que no contó con el pool de marcas de FCA ni con sellos de peso como VW, Ford, Nissan, Volvo, Opel/Vauxhall (un dúo propiedad de la gala PSA), Subaru, Mitsubishi, Infiniti, Mazda y Lamborghini.

¿Cuáles son los motivos de estas ausencias? En un salón, las marcas compiten por la atención contra una avalancha de novedades de otras firmas. Por ello cada vez más responsables de marketing se inclinan por herramientas particulares que serían más eficientes para comunicar lanzamientos. Es que, además, montar un stand en un motorshow cuesta un buen pilón de billetes verdes.

De todos modos, hay esperanza. Repasemos las variadas primicias de la fiesta francesa, que fueron de relevancia para el mercado local.

Citroën

El doble chevrón mostró uno de los modelos de mayor importancia para nuestro país: el C5 Aircross. Se trata de un SUV del segmento mediano-compacto que vio la luz en Europa el año pasado y comparte plataforma con el Peugeot 3008 y el DS 7 Crossback, entre otros. Su llegada fue confirmada por la terminal, que estima ofrecerlo en sus salones de venta a finales de 2019 o principios de 2020. En el viejo continente se asocia a dos motorizaciones PureTech y tres BlueHDi.

Peugeot

En coincidencia con el 50º aniversario del 504, el león estrenó en público al sensacional concept e-Legend. Éste inspira sus formas en el 504 Coupé pero sin abandonar el enfoque futurista, por ello se propulsa con electricidad y puede transitar de forma autónoma, si el conductor así lo desea. La marca de Sochaux lo difundió con el slogan #Unboring the future (“desaburriendo el futuro”). También fueron exhibidos los nuevos 508 SW y el 3008 Hybrid4.

DS

La más exclusiva de PSA lució en su stand a su último lanzamiento: el DS 3 Crossback. El SUV basada en el DS 3 convencional desembarcará aquí en el segundo semestre del año próximo importado desde la planta de Poissy, donde hoy se monta con el Puretech/THP de 155 cv y una transmisión automática de ocho velocidades. Otra de sus estrellas fue el impresionante X E-tense: un concept futurista de diseño asimétrico.

Renault

Dentro de su line-up resaltaron, a nuestro criterio, tres productos. El EZ-Ultimo es un prototipo autónomo de nivel cuatro (no requiere de un humano al volante) concebido para flotas de transporte de lujo que integra un living en su interior. ¿Será la limusina del Siglo XXI? También se destacaron el Mégane RS Trophy, el deportivo basado en el clásico compacto del rombo, que cuenta con 300 cv y tiene grandes chances de llegar; y el K Z-E, que anticipa cómo será el Kwid eléctrico que se manufacturará en China.

Audi

La casa de los cuatro anillos también expuso un buen número de estrenos que, tarde o temprano, se verán por nuestras calles. Son ejemplos la nueva generación del A1 y el deportivo SQ2. También formó parte de su recinto el E-tron: el SUV 100% eléctrico de dos motores, que le otorgan tracción total y unos 400 kilómetros de autonomía.  ¿Lo tendremos entre nosotros? Todavía es temprano para confirmarlo, pero vale aclarar que Audi ya lo muestra como un producto más dentro de su web.

BMW

La séptima evolución de su emblemático Serie 3 (G20) constituyó una de las grandes develaciones de París. Aunque estéticamente sigue el estilo inconfundible de sus antecesores, éste muestra un frontal más cargado que representa un salto considerable respecto al previo (F30), que era 76 milímetros más corto y 16 mm. más angosto. Se mancomuna, por el momento, a cinco motorizaciones (tres diésel y dos nafteras) que proporcionan entre 150 y 265 cv. En otro sector, el nuevo Z4 también robó miradas.

Mercedes-Benz

Más allá de exponer al EQC, que se convirtió en el primer modelo de su submarca eléctrica, la compañía de la estrella develó al nuevo Clase B. Dicho monovolumen, que comparte numerosos componentes con el remozado Clase A, dará el presente en nuestro mercado desde 2019.

Acerca de Victor Russo 955 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.