Test Peugeot 3008

Probamos la versión de entrada de gama del nuevo SUV de la marca del León, el 3008 Ailure THP Tiptronic.  Impacta desde la primer mirada con un original diseño y entrega un alto placer de conducción. Cuesta 828 mil pesos.

De reciente lanzamiento, este vehículo cambió de segmento. Pasó a ser un SUV que remplaza a su anterior versión catalogada como crossover. Su primera versión se comercializó en nuestro mercado desde el año 2010 hasta el 2017 y tenía un aspecto de vehículo familiar, sin mucho brillo desde su diseño.

Contrariamente la flamante generación de este vehículo se destaca abismalmente por su estética, está diseñado para no pasar por desapercibido y llevarse todas las miradas.

Si bien por sus dimensiones sigue cumpliendo la función de  un vehículo familiar, viene con líneas mucho más agresivas que entregan una estética más desafiante. No solamente visto por fuera, también el habitáculo fue rediseñado para entregarnos una sensación mucho más deportiva.

Además el modo sport de conducción otorga un uso más dinámico del vehículo, mayor intensidad de respuesta, aumenta la sonoridad del motor y en el panel de instrumentos cambia la disposición de las imágenes con diferentes animaciones, las cuales son acordes a este modo de manejo más agresivo.

Diseño:

Quizás su estética sea una de las razones más atractivas a la hora de pensar en un 3008. Es ideal para aquellos usuarios que disfrutan de tener en su poder todas las miradas cuando salen a manejar. Por sus líneas es un automóvil que claramente no pasa por desapercibido en ningún momento.

Es un SUV que se ve futurista, vale aclarar que es el primero que se basa en la tendencia de diseño de la marca denominada “Sharp Desing”, la cual hace ver el frente de sus vehículos más agresivos y aventureros, emulando una mirada felina en alusión al logo de la marca.

Nos trae una amplia parrilla con dameros cromados, generando un efecto tridimensional al observarla. En el centro de la misma predomina el león de la firma  en posición vertical.

Mirando al vehículo de frente podemos apreciar una mirada felina, con los ojos del león emulados a través de sus faros LED (en la versión GT-Line son full) y un corte a media altura de estos mismos que remiten a las pupilas del felino.

Viene con líneas muy agresivas que le dan un mayor sentido de dinamismo y fluidez. Nos muestra un frente largo y horizontal que lo hacen ver elegante y solido. Además aporta un detalle sumamente sofisticado, el techo black diamond en negro brillante

En la parte trasera presenta bajo la luneta inclinada una franja horizontal interna de color negro que integra luces LED. Esta últimas dejan en primer plano las tres garras que hacen que la firma visual de la marca sea tan identificable.

En referencia a su anterior versión la distancia entre ejes se extendió 6 centímetros para quedar en 2,67 metros. El largo es de 4,45 metros, el ancho 1,84 metros, y la altura bajó dos centímetros para ser actualmente de 1,62 metros.

Además agrega llantas de 18 pulgadas, con medidas de 215/55-18 y son las mismas tanto para las versiones Allure como GT-Line.

Interior:

El habitáculo es una renovación total en comparación con la primera generación del 3008. Empezando por el tablero, la palanca, la pantalla y los switches, los cuales  parecen sacados de un jet. Aparecen en un formato totalmente moderno y futurista (quizás no sea del agrado de todo el mundo). La pantalla es táctil de 8 pulgadas ubicada en el centro del tablero, la cual posee tecnología capacitiva para un uso más dinámico y sencillo.

La palanca si bien es extraña es de fácil utilización y al acostumbrarse cuesta querer volver a usar otro estilo. Los switches (seguramente lo más polémico en el habitáculo) aparecen en forma de plancha uno al lado del otro. Su uso es cómodo pero poco habitual, por eso es que al primer vistazo no generan aceptación.

Luego aparece el tablero, el cual es un mundo aparte, nos provee de demasiada información, incluso al utilizar el navegador, en el mismo tablero aparecen las indicaciones de navegación. El mismo es totalmente digital, de 12,3 pulgadas y se puede configurar a gusto del usuario.

Otro punto a marcar es el tamaño de volante, es más pequeño que el de la primera generación, pero bastante practico de  utilizar para cada tipo de maniobra.

En esta versión de entrada de gama las butacas no son de lo mejor, a diferencia de las versiones más altas, donde si están muy bien equipadas y se destacan dentro del habitáculo.

Los asientos son de tela, simples, no tienen regulación automática, se ajustan de forma manual y no son del todo cómodos. Además en la parte trasera del interior el espacio es un poco justo si viajan 3 personas robustas.

El volumen del baúl presenta una fuerte mejora, con  520 litros, cuenta con 90 litros más respecto al Crossover anterior (432 litros.). Con los asientos rebatidos puede aumentar su capacidad de carga hasta 1.580 litros.

Motor:

Se comercializa en dos opciones de motorización. En primer lugar  un naftera de 1.6 litros turboalimentada e inyección directa que le permite erogar una potencia de 165 CV y 240 Nm de torque. Luego, la otra opción es diesel de 2.0 litros turbo con 150 CV de potencia y un par motor de 370 Nm.

En este caso manejamos la ya conocida naftera 1.7 THP (turbo, inyección directa, intercooler). Todas sus variantes se asocian a una caja automática Aisin de 6 marchas con convertidor de par.

Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos. Su velocidad máxima es de 201 km/h y el consumo promedio es de 5,8 litros cada 100 km.

Equipamiento:

Sobresale por su nivel de tecnología. Por empezar esta equipado con Mirror Screen, recarga de Smartphone por inducción y navegación 3D conectada.

Además añade diferentes tipos de conducción, no solamente podemos disfrutar de hacerlo en la variante sport, sino que también podemos activar diferentes modos, según la situación y estado de la pista por donde circulamos lo amerite. Cuenta con el modo off-road, donde lo que hace es desactivar el control de estabilidad, luego aparecen modos de manejar para pistas donde prevalece una considerable cantidad de agua o de hielo.

Además suma otros aplicativos interesantes como Distance Alert (alerta de riesgo de choque), ajuste automatico de las luces altas, sistema Visionpark 1 & 2 (cámara delantera y trasera con visión 180º) y asistencia al estacionamiento Park Assist.

Cabe resaltar que no cuenta con sistema de cierre centralizado ni arranque con llave presencial (algo que esperabamos ver en el 3008 previo a su lanzamiento teniendo en cuenta su costoso valor de mercado). Por otro lado si vale la pena hacer una mención especial al fabuloso sistema de audio del vehículo. Se trata de un  Focal,  desarrollado por la firma Premium, tiene diez parlantes y un sonido acorde a las expectativas.

Seguridad:

En términos del equipamiento de seguridad sobresale el control de estabilidad, el control de tracción, hill assist, ABS, asistencia a la frenada de urgencia, distribución de presión de frenado, 6 airbags, cinturones de seguridad delanteros pirotécnicos con limitador de esfuerzo, cinturones de seguridad traseros inerciales de 3 puntos con limitador de esfuerzo, sistema ISOFIX de 3 puntos de anclaje para niños,  freno de estacionamiento eléctrico, alerta de tiempo de conducción, proyectores full LED, luces diurnas y faros de profundidad LED con función cornering y cierre automático de puertas en rodaje.

Conducción:

Si hay que resumir en una sola palabra la prueba de manejo del 3008 es placentera.  Es muy difícil sentir algún tipo de ruido por parte del motor. Es casi insonoro. Recién se lo puede sentir un poco más cuando se activa la modalidad sport.

El andar es agradable y la dirección es muy rápida y sensitiva. La parte delantera se adapta de muy buena manera a diferentes tipos de caminos y hasta diría que su comportamiento mejora fuera del asfalto.

Activar el modo sport es sumamente deportivo, apenas observamos que cambia la disposición del instrumental. Además el vehículo se vuelve mucho más perceptivo y agresivo.

Conclusión:

Si bien su valor es más costoso de lo que nos esperábamos es de lo mejor del segmento. Compita con rivales como el Honda CR-V o el nuevo Jeep Compass pero ciertamente les saca una pequeña ventaja en cuanto a diseño y tecnología  se trata.

Por otro lado no viene en versiones de doble tracción como otros vehículos del segmento, no es 4WD, no cuenta con las mejores bustacas pero siendo reiterativos, con un diseño tan novedoso que viene a romper esquemas e imponer moda seguramente la decisión finales por adquirirlo o no pase por animarse a pagar su valor de mercado.

Acerca de Victor Russo 979 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.