El nuevo Virtus

La automotriz realizó la presentación de su nuevo sedán, está basado en el Polo hatchback y se espera que llegue a nuestro mercado durante el primer trimestre de este año.

Es una de las grandes novedades que tendrá la marca alemana en este 2018. Una vez instalado en nuestro mercado se ubicará por encima del Voyage y debajo del Vento. Además es el primer sedán de la firma construido en base a la estrategia modular MQB.

Es la misma que utiliza el nuevo Polo pero con algunas diferencias, la distancia entre ejes es mayor (para mejorar la habitabilidad a bordo), puertas adentro es casi tan espacioso como el Vento.

Por otro lado vale aclarar que a diferencia de otros sedanes (hasta el momento) el Virtus sería comercializado exclusivamente en Latinoamérica. Además si bien no fue confirmado por la marca se espera en 4 modelos de equipamiento: Trendline (manual y automático), Comfortline (manual), Comfort Plus (automático) y Highline (manual y automático).

La misma plataforma MQB será utilizada por próximos lanzamientos de la marca como la T-Cross (una SUV chica) y una futura pick-up compacta que se posicionará por debajo de la Amarok.

Diseño:

Presenta líneas dinámicas y mantiene la seriedad estética que caracteriza a Volkswagen aunque en este modelo intentó generar un aire más deportivo. La estética de la parrilla mantiene la identidad de la marca, con una línea de cintura ascendente y una tercera ventanilla triangular muy similar a otros modelos de VW.

Se hacen evidentes los trazos rígidos y bien marcados que culminan en la parte trasera muy similar a la del Voyage, dibujando una suerte de Spoiler.

El toque de elegancia se lo transmite un aplique cromado que se extiende por la parte inferior del paragolpes. Además presenta faros bipartidos de formato alargado.

Las luces traseras son amplias. Vinculan el guardabarros con las líneas del  baúl y tienen un ángulo inverso, similar al del Vento. Según la versión se puede equipar con llantas de aleación de 16 o 17 pulgadas o de acero de 15 pulgadas.

Interior:

Puertas adentro el espacio es generoso. Es muy similar al Polo, sobre todo si observamos el tablero. En el mismo se destaca el Active Info-Display instrumental que permite configurarlo de acuerdo al gusto de cada usuario. Es completamente digital, touch y la pantalla es de 10,2 pulgadas e incluye un navegador con graficos en 2D y 3D.

En la parte trasera caben perfectamente 3 personas robustas y el tamaño de carga del baúl es uno de los más amplios del segmento. Alcanza 521 litros. En total  tiene 1,468 m de alto (4 mm más que el Polo) y el mismo ancho de 1,751 m. Mide de largo 4,48 metros y su distancia entre ejes es de 2,65 metros.

Además posee apliques tipo piano black, los cuales son muy elegantes y las terminaciones son de muy buena calidad. La plancha frontal, con sus trazos rectos sigue la línea de todo el diseño exterior del automóvil.

Motor:

Vendrá con la ya conocida motorización 1.6 MSI de transmisión manual de 5 velocidades o automática Tiptronic de 6 marchas ,con 110 caballos de potencia 155 Nm de torque.

Equipamiento:

Si bien se comercializará en 3 versiones diferentes de equipamiento, desde la versión media (Confortline) nos presenta un tablero de instrumentos digital, climatizador, volante multifunción y comando por voz. Toda la gama dispone de completos sistemas multimedia compatibles con Smartphones, que van desde el más simple Composition Touch, hasta el Discover Media con una pantalla táctil de 8 pulgadas (que equipan el Golf, Passat y Amarok, entre otros) que permite el espejamiento de smartphones a través de las plataformas de Mirrorlink, Apple Car Play y Android Auto.

Por ahora la versión brasileña incluirá asistencia  basada en inteligencia artificial para resolver las dudas que puedan surgir con el manual del vehiculo.  Se podrá consultar a través de una aplicación basada en la tecnología Watson de IBM, estando todo el contenido en la nube. Todas las dudas sobre el Virtus serán respondidas por el asistente inteligente de una manera simple y rápida.

Seguridad:

Otro de los aspectos más destacables de este sedán. Por empezar cuenta de serie con cuatro airbags, dos frontales y dos laterales, frenos con ABS/EBD, control de tracción y estabilidad, sistema de frenado post colisión, asistente al arranque en pendientes y anclajes Isofix. El Polo, con su misma estructura, logró recientemente la calificación de 5 estrellas en las pruebas de seguridad de Latin NCAP.

Además añadirá el asistente en pendientes, bloqueo electrónico de diferencial y asistencia de frenado.

Vale destacar que la mayor parte de su estructura se encuentra fabricada con aceros especiales  de alta y ultra resistencia que le confieren una muy buena resistencia.

Acerca de Victor Russo 973 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.