Test Audi Q5: se renueva, pero no cambia (Parte 2 y galería)

Continúa de la Parte 1.

Por Gonzalo Di Gregorio
Fotos: Omar Rojas

Seguridad

Seis airbags. Control de estabilidad y tracción. Hill Holder.  ABS con AFU y REF. ISOFIX y Top Tether con anclaje delantero. Monitoreo de presión de neumáticos. Luces DRL con lavafaros. Seremos breves: el equipo de seguridad de esta Q5 es completo, pero por su posicionamiento debería incluir algún tipo de resguardo autónomo de seguridad, ya sea para frenar o mantenernos dentro de un carril.

Mecánica y manejo

Está lejos de ser una novedad, pero el 2.0 TFSI es la estrella del conjunto. Con una entrega plana de 370 Nm. de torque entre las 1.600 y 4.500 RPM, y un total de 252 burros liberados entre las 4.000 y 5.000 RPM, dicho impulsor asegura excelentes reacciones y recuperaciones a lo largo del tacómetro. Por ello no sorprende que complete el 0 a 100 alrededor de los seis segundos, hundiéndonos en lo más profundo del respaldo cada vez que se apreta el acelerador por encima del 50% de su recorrido.

De igual manera, uno de los diferenciales que más disfrutamos de este Audi fue el Drive Select, el software que nos permite elegir entre cinco personalidades que actúan sobre la respuesta de la dirección, la dureza de los amortiguadores y el mapeo del propulsor junto al paso de cambios. Así, el Q5 puede ser un karting con ruedas de 20” que amarga el andar pero dobla sin mosquearse demasiado (modo Dynamic), y luego transformarse en un vehículo bastante más blando y placentero, por ejemplo, al seleccionar la opción Comfort. Igualmente, el modo individual nos permite ajustar tales parámetros a nuestro gusto y piacere, permitiéndonos engendrar la cruza más rara que imaginemos.

Por último, es menester distinguir que la transmisión S tronic de siete relaciones (con opción impulsional y paddle shift) entrega siempre pasos de marcha rápidos y suaves, que pueden explotarse gracias a la impecable tracción Quattro, que en esta versión Ultra envía potencia al eje trasero a demanda, como todo sistema Haldex. Nos gusta más la Quattro original, que funciona permanentemente como una tracción total, pero tenemos que reconocer que ésta es una mejor opción para la gran mayoría de los usuarios, porque es más eficiente al circular en tracción delantera cuando el camino lo permite e incrementó su velocidad para bloquear el diferencial central.

Conclusión

El nuevo Q5 es un digno heredero de su antecesor y de toda la experiencia de Audi y el Grupo VW, que supo inventar el subsegmento de los SUV de alta performance con el Cayenne y el Touareg. Optimizado ahora para el uso que le dan la mayoría de sus usuarios, la nueva evolución tiene la fórmula para extender el éxito. Sólo es una pena que, al menos por estos días, su reducida gama se vea afectada por un precio que no explota su origen azteca. Ser exclusivo tiene su precio, sobre todo si se tildan muchos opcionales.

Precios

Audi Q5 2.0 TFSI S tronic Quattro US$78.600

Paquete de opcionales incluidos US$8.891

Audi Q5 Security 2.0 TFSI S tronic Quattro US$177.700

Audi SQ5 3.0 TFSI Tiptronic Quattro US$104.400

Garantía de 3 años o 90.000 kms.

Acerca de Victor Russo 925 Articles
Periodista especializado en industria automotriz. Comenzó en la revista Parabrisas en 1992. En 1996 pasó al grupo Clarín para trabajar en el Diario Deportivo Olé, específicamente en el suplemento Fierros. Desde 1998 se incorporó como redactor principal del suplemento semanal Autos del diario Clarín y, en 2004, se convirtió en el editor de esa publicación, cargo que ocupó hasta 2019. En televisión condujo el ciclo Noticias Sobre Ruedas, desde 2006 hasta 2016 y, en radio, realiza micros de actualidad automotriz en FM Milenium.

1 Trackback / Pingback

  1. Test Audi Q5: se renueva, pero no cambia (Parte 1) – Noticias Sobre Ruedas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.