Lo mejor de ambos mundos

Luego de realizar un anticipo en Expoagro, la división de camiones y buses de VW que este año cumple 20 años en Argentina, lanzó el pasado 15 de marzo a la nueva generación de su familia de camiones citadinos, los Delivery. A través de un evento que permitió realizar test drives en la pista de capacitación que FADEEAC (Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas) posee en Escobar, ejecutivos de esta unidad de negocios brindaron detalles del momento comercial que atraviesa la firma (que en 2017 marcó su récord de patentamientos) y del estreno en Argentina de esta plataforma para logística urbana.

Desarrollados bajo la premisa de presentar el manejo y el confort de un auto en conjunción con la robustez de un camión, los flamantes 9.170 y 11.180 apuntan a maximizar la productividad de las entregas en ciudades e incluyen un equipamiento y soluciones que buscan hacer más agradable,  simple y económica su conducción.

De acuerdo a la marca, esta nueva evolución fue concebida “desde adentro hacia afuera” y por eso cuenta con la cabina más espaciosa de su clase, asientos con tejido de alta resistencia e hidrorepelentes para aguantar el ajetreo cotidiano, pedales adaptados a las exigencias del tránsito lento de los traslados urbanos (que ahora se accionan con menor exigencia física) y un completo listado de ítems de confort, que incluye aire acondicionado, levantavidrios, retrovisores de ajuste eléctrico y hasta control de velocidad de crucero.

Como no podía ser de otra manera, la eficiencia de costos también jugó un papel importante a la hora de definir las configuraciones. Con el objetivo de brindar un chasis y un conjunto propulsor ajustados a las capacidades de carga y lograr un consumo contenido, los 9.170 y 11.180 (que más adelante serán acompañados por más variantes de la familia) redujeron su peso en torno a un 10% y fueron equipados con sendos Cummins ISF 3.8 de 600 Nm de torque y 165 y 175 CV, respectivamente; que se asocian a una transmisión manual Eaton de seis cambios y dos sobremarchas que permiten bajar el régimen de giro. De todos modos, en breve también estará disponible una caja automatizada como opcional.

Además, como si se tratara de un auto mediano o una SUV actual, estos modelos cuentan con la función “econometro” (que indica desde el display del panel si el manejo está siendo eficaz) y un modo eco, a través del cual el conductor puede recibir notificaciones sobre el momento justo para cambiar de marcha. Y para completar un producto que también busca ser atractivo y entrar por los ojos, su diseño es moderno y remite a las trompas de los vehículos de turismo de la terminal alemana, aunque sin dejar de transmitir robustez.

Tanto la versión de nueve toneladas como la de once se importan desde Brasil, ya que toda la gama Delivery se produce en la fábrica de MAN Latin América ubicada en Resende. Esta es la misma que abasteció por primera vez a nuestro mercado hace dos décadas, y para fabricar a la nueva generación de esta familia -que abarca opciones desde 3,5 hasta 13 toneladas de peso bruto total- sufrió una ampliación de casi cinco mil metros cuadrados con el fin de albergar a los 38 nuevos robots que forman parte de la cadena de montaje. La misma fue visitada en febrero por unos 15 profesionales de la empresa, que tuvieron el privilegio de viajar y ser instruidos en el país vecino, tras ser seleccionados por Volkswagen debido a sus buenos desempeños durante el pasado año.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.