Sutil aventurero

Volkswagen presentó el nuevo Fox Track, una variante con look off road más accesible y sencilla que el CrossFox, desarrollada a partir del nivel de equipamiento Comfortline. Ya se vende a $258.300.

Como una alternativa más accesible al CrossFox, la marca alemana lanzó al mercado el nuevo Fox Track, que mantiene la estética aventurera pero en menor medida que la variante tope de gama.

Está basado en el nivel de equipamiento Comfortline, por lo que utiliza el propulsor naftero 1.6 de 8 válvulas (a diferencia del más moderno MSI de 16 válvulas), que desarrolla 101 CV de potencia, asociado a una caja manual de 5 marchas.

En cuanto a diseño exterior se diferencia del resto de la gama por las barras longitudinales de techo, el alerón trasero, las llantas de aleación de diseño Sato, la luz de giro en los espejos, los faros antiniebla y los guardabarros, paragolpes y zócalos en color negro, además de la inscripción Track en los laterales. No posee la rueda de auxilio en el portón trasero, detalle que le otorga mayor funcionalidad y comodidad al abrir el baúl.

Puertas adentro, el Track cuenta con aire acondicionado, dirección asistida eléctrica, volante multifunción, radio con CD/MP3/SD/USB y Bluetooth, computadora de abordo i-System y tapizado de tela (Gris Byron). En el rubro seguridad, doble airbag, frenos con ABS, tercer apoyacabezas trasero y aviso de cinturón de seguridad desabrochado completan la lista de equipamiento. Por otra parte, el baúl ofrece una capacidad de carga de 280 litros y el despeje de la suspensión es el mismo de las versiones convencionales.

El nuevo Fox Track se comercializa a $258.300, con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. Asimismo, la paleta de colores está compuesta por siete opciones: Blanco Cristal, Negro Universal, Rojo Tornado, Plata Reflex, Plata Tungsteno, Gris Platino y Azul Noche.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.